El Gran Premio de Bahrein vivió momentos de terror cuando el piloto de la escudería Haas, Romain Grosjean, chocó su auto con un muro de contención y se cubrió de fuego, la oportuna intervención de los marshals en la pista evitó una tragedia.

Todo ocurrió cuando Grosjean no pudo controlar su auto y este se estampó en el muro de protección. El golpe fue muy fuerte que de inmediato las llamas cubrieron por completo el carro.

Todo quedó captado en video y lo sorprendente fue ver a Grosjean salir del auto. Afortunadamente se pudo evitar la tragedia y los servicios médicos atendieron al piloto de Haas.

 

Show Player

 



Show Player