PUBLICIDAD

RANDOM

Episodios Olímpicos VI. Paavo Nurmi. Paris 1924.

Episodios Olímpicos. Los Juegos Olímpicos debieron efectuarse en 2020 en Tokyo, pero la pandemia del Covid-19 obligó a posponerlos. Se espera que a partir del 23 de julio de este 2021 se pueda efectuar la magna justa deportiva. Como preámbulo a esta cita, presentamos una serie de artículos que recrean las gestas, hazañas y anécdotas de varios atletas que han competido en  el escenario Olímpico. También la actualidad de varias disciplinas en el entorno olímpico y algunos de los atletas o equipos favoritos para estos Juegos de Tokyo.

 

El segundo hijo de Johan Fredrik Nurmi, un carpintero proveniente del ambiente rural de Loimaa, llegó a este mundo el 13 de junio de 1897 en Turku, Finlandia. Paavo pronto supo de la honestidad y la integridad de su padre, pero también de su carácter introvertido y rudo. Muy pronto Paavo debió afrontar la pérdida de Johan por haemoptisis en 1910. Esto complicó la situación de una familia cercana a la pobreza y la necesidad. El salario que su madre devengaba como doméstica dejaba muchos compromisos por cubrir. Por lo tanto como el mayor de los hijos sobrevivientes, Paavo debió salir a trabajar a los 12 años para ayudar a su familia. Primero como muchacho de mandados en una panadería, transportando mercancía en un carro que empujaba cuesta arriba en una colina. Luego como archivador. Estas circunstancias templaron el carácter voluntarioso del futuro corredor, también lo acostumbraron a un estilo de vida ascético. La familia de Paavo era religiosa, debìa asistir a la iglesia cuando era niño, aunque no le agradaba la idea.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las exigencias fìsicas de sus ocupaciones crearon la base fìsica de su posterior condición atlética. Destacaba en la escuela primaria, màs su entorno familiar desviaba su atención de la posibilidad de continuar estudios.

Se inscribió en la Asociación de Deportes de Turku en 1914. Ese año ganó su primera competencia en distancia de 3000 metros. El entrenador Eero Sorjonen empezó a compararlo con Hannes Kolehmainen.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Durante la Primera Guerra Mundial el desarrollo de Nurmi como corredor disminuyó.  Sin embargo su pasión por el atletismo sobrevivió a pesar de las difíciles condiciones y la incertidumbre del futuro. Sus años de servicio militar (1919-1920)  determinaron el desarrollo de Nurmi como atleta de alta competencia. Mientras estuvo en el ejèrcito, el entrenamiento de Nurmi se hizo màs variado y sistemàtico. Debió atenuar el estilo de vida ascético y vegetariano adoptado en la adolescencia.

Como conscripto Nurmi sorprendìa a todos al llegar de primero en marchas con un rifle en los hombros y un saco de arena en la espalda con una ventaja tan grande que hacìa sospechar que tomaba atajos. Lo que en realidad hacìa, era correr toda la distancia en vez de marchar. A pesar de que Nurmi tenìa dificultades con los oficiales de bajo rango, se ganó el favor del alto mando y le dieron facilidades para entrenar por su cuenta. Sus récords en la pista de carrera aumentaron considerablemente, pronto logró la inclusión en el equipo olímpico. Para la Olimpìada de 1920 Nurmi habìa quebrado todos los récords finlandeses en los entrenamientos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En las Olimpìadas de Amberes, Paavo ganó plata en su primera carrera: los 5000 metros. Un gran logro para un debutante. Sin embargo mucho se comentó que se le había escapado el oro por falta de experiencia. Nurmi lideró la prueba a un ritmo endemoniado durante todo el trayecto, pero fue incapaz de resistir el remate del francès Joseph Guillemot, quièn corriò muy bien para un soldado que estuvo expuesto al gas mostaza. Paavo se desquitó en los 10000 metros. Hannes Kolehmainen sugirió cambios en el planteamiento táctico de la carrera y Nurmi sorprendiò a Guillemot. Luego ganò la carrera de campo traviesa de 8 kilómetros y recibió otra medalla dorada en el mismo evento cuando Finlandia ganó la competencia por equipos. A pesar de ganar 4 medallas la mayor aclamaciòn del pueblo finlandés fue para Kolehmainen, el héroe de Estocolmo 1912, quièn coronó su carrera al ganar el maratón en Amberes. Esta actuación provocó que Nurmi fuese ascendido a Sargento al final de su servicio militar. Las autoridades deportivas le concedieron una beca para hacer un curso de ingenierìa mecánica de tres años en una escuela industrial de Helsinki. Allì también obtuvo buenos resultados.

Durante el intervalo de Amberes a Paris, Nurmi rompió varios records entre las distancias de 1500 y 10000 metros. Entre 1921 y 1923 Paavo quebró 8 marcas mundiales en varias distancias. Esto le permitió llegar a Paris como favorito principal. Primero venció en los 1500 metros de manera arrolladora. Una hora después corrió los 5000 metros. Corrió con destreza táctica, no permitió a los otros tomarlo por sorpresa, ni siquiera a su máximo rival Ville Ritola. Resultó un tremendo logro, pero no era nada nuevo. Antes de los Juegos, Nurmi ensayó este programa en Finlandia, corrió ambas carreras imponiendo récords mundiales en las dos, con una hora de diferencia entre ellas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El tercer oro llegó tras una dramàtica carrera de campo traviesa a 36 grados en la sombra. De los 39 corredores que iniciaron, 24 colapsaron por deshidratación. Nurmi y Ritola repitieron el 1-2. Al dìa siguiente mientras los corredores que se habìan retirado del campo traviesa, todavía permanecìan en el hospital, Nurmi obtuvo otra victoria en el relevo de 3000 metros compitiendo contra rivales completamente descansados.

En esos Juegos de Paris Nurmi tenìa buena oportunidad de ganar los 10000 metros pero los dirigentes de la delegación le ordenaron sacrificarse a favor de Ritola, quien ganó la prueba. Se dice que este incidente amargó a Nurmi permanentemente. De cualquier modo, tuvo alguna compensación cuando luego de las Olimpìadas impuso record mundial para los 10000 metros. Hubieron grandes celebraciones en Finlandia, el gobierno inició un proyecto para inmortalizarlo con una estatua de bronce.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Después de Paris, Nurmi viajò a Estados Unidos. Dejó resultados legendarios en la temporada de invierno 1924-1925. Corriò 55 pruebas, solo perdió una, abandonó en otra debido a un dolor en el costado. Fue tratado como celebridad. El Presidente Calvin Coolidge lo invitò a la Casa Blanca.

Expertos financieros creían que Nurmi consiguió un prèstamo de 400 millones de marcos para Finlandia con sus   carreras. La prensa Norteamericana decìa que Nurmi había ganado 25000 $ en sus carreras, aunque no tenían evidencia de su profesionalismo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En el perìodo 1926-1927 Nurmi solo impuso a lo sumo 2 records, tambien sufrió algunas derrotas. Por otro lado estaba afectado por dolencias fìsicas: reumatismo y problemas en el tendón de Aquiles.

En las Olimpíadas de 1928 en Ámsterdam habìa recuperado su mejor forma atlítica. Derrotó a Ritola por escaso margen en los 10000 metros. Ambos corredores se lesionaron en la eliminatoria del steeplechase. Pero se recuperaron para ocupar las posiciones de vanguardia en los 5000 metros. Ritola ganó, y Nurmi debiò luchar hasta el final para arrebatarle la plata a Edwin Wide, un finlandès que emigró a Suecia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En los 3000 metros steeplechase Nurmi solo alcanzò la plata ante el empuje de su compatriota Torvo Loukola.

Después de Ámsterdam Nurmi impuso marcas en los 15000, 20000 metros y la carrera de la hora en el otoño de 1928. Compitiò de nuevo en Estados Unidos y consideró seriamente declararse profesional.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A medida que se acercaba 1930 Nurmi disminuyó su participación en las competencias. En parte se debìa a su concentraciòn en las pruebas de distancias extra largas, para lo cual se requiere màs descanso. Como Kolehmainen, Paavo querìa terminar su carrera con una victoria en la maratón olìmpica.

Para la cita de 1932 Nurmi alcanzó de nuevo el tope de sus condiciones. En los entrenamientos impuso un record mundial no oficial   en la maratón corta (40200 metros). La carrera se efectuó entre Viipuri y Heinjoki. Los  corredores experimentados trataron de cansar al "novato" Nurmi imponiendo un ritmo suicida al comienzo, pero cayeron en su propia trampa. Cuando Paavo traspasó la lìnea de llegada, Armas Toivonen quién ocupaba la segunda plaza estaba casi a dos kilómetros detrás, la mayoría de los corredores habìa abandonado la carrera.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Acusaciones de profesionalismo provenientes de Suecia, por unos supuestos emolumentos que Nurmi habría recibido durante unas competencias en Alemania, hicieron que la Federación Internacional de Atletismo Amateur suspendiera a Nurmi de las Olimpìadas de Los Àngeles en 1932. Nurmi sòlo corrió otros dos años a nivel nacional. Se retirò de las competencias en 1934.

En 1936 entrenó a los fondistas finlandeses para las Olimpìadas de Berlìn.

En 1952 entró con la antorcha Olìmpica al estadio de Helsinki donde encendió la llama Olímpica junto a Hannes Kolehmainen.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Falleció en Helsinki en 1973.

 

Alfonso L. Tusa C.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD