El mariscal de campo de los Minnesota Vikings, Kirk Cousins, no parece demasiado preocupado por la posibilidad de contraer coronavirus durante la temporada de NFL.

Hablando en el podcast 10 preguntas con Kyle Brandt, de The Ringer, Cousins ​​dijo que su perspectiva sobre la enfermedad es: “Si muero, muero”.

Brandt le pidió a Cousins ​​que calificara su preocupación por el virus en una escala del 1 al 10, donde: “1 es la persona que dice: ‘Los cubrebocas son estúpidos, todos ustedes son un montón de ‘lemmings’” y 10 es: “Yo no voy a salir de mi baño principal durante los próximos 10 años.”

“No voy a llamar estúpido a nadie, por el problema en el que podría meterme. Pero estoy en un .000001“, respondió el jugador.

Además agregó lo siguiente:

“Quiero respetar lo que le preocupa a otras personas. Para mí, personalmente, si solo estás hablando de que nadie más puede contraer el virus, ¿cuál es tu preocupación si puedes contraerlo? Diría que voy a continuar con mi vida diaria. Si lo contraigo, lo aguantaré. Voy a dejar que la naturaleza siga su curso. Es un enfoque basado en la supervivencia del más apto. Y solo digo, si me deja inconsciente, me deja inconsciente. Voy a estar bien, ya sabes, incluso si muero. Si muero, muero. Me siento en paz con eso.”

Sin embargo, pese a que el jugador no parece preocupado por contraer el virus, respeta a sus compañeros que son más cautelosos.

Expresó cierta preocupación cuando le dijo a Brandt que “se volvió más difícil sentirse cómodo al regresar al campamento de entrenamiento” cuando los jugadores no obtenían la información adecuada sobre los protocolos de salud y seguridad de la liga.

Incluso creo que en el edificio habrá una dicotomía de personas a las que no les importa un bledo el virus, que no se preocupan por el, que nunca han perdido un minuto de sueño al respecto, y luego hay gente en el otro lado del espectro que cada segundo de cada día está consumido por el miedo”, dijo Cousins.

“Lo que no sabes es quién está en qué lugar del espectro cuando regresas por primera vez.” Sentenció el mariscal de campo.

El jugador de 32 años de edad espera que su respeto por sus compañeros de equipo se extienda a no participar en comportamientos de riesgo que podrían llevarlo a infectarse y poner en peligro al resto del equipo.



Show Player