El QB titular de los Houston Texans Deshaun Watson ha solicitado de manera oficial un canje para que el 2021 lo juegue con otro equipo en la NFL.

Luego de que los Texans anunciaran a David Culley como su nuevo entrenador en jefe, la directiva en Houston pensó que tal vez camlmaría un poco las aguas pero resultó todo lo contrario.

Watson no ha hablado ni con el nuevo GM Nick Caserio, ni con el ejecutivo Jack Easterby. Hay que recordar que Deshaun firmó una extensión de contrato por cuatro años y 156 millones de dólares en septiembre.




Tiene contrato hasta 2025 y por las situaciones de la etiqueta de jugador franquicia los Texans pueden controlar el destino del mariscal de campo hasta 2028, debido a que su contrato tiene una clausula de no canje.

Todo este lío se produce en base a la contratación del nuevo general manager, ya que no consultaron a Watson para este movimiento, cosa que según el jugador se lo habían prometido.

Aunque solo ha jugado 54 partidos, los 104 pases de touchdown y 14,539 yardas aéreas de Deshaun Watson se ubican en la segunda posición en la historia de la franquicia de los Texans. 






Show Player