Mucho se ha dicho de Zion Williamson ante su llegada a la NBA, pero sus fracturas no lo han dejado dar su máximo potencial.

El pivot de los New Orleans Pelicans no ha pisado una cancha de la NBA desde Octubre, fecha en la que tuvo una cirugía para repara su rodilla. Esto no es alarmante, al menos no del todo, y aún con el lento inicio de los Pelicans durante la temporada (6-14) el vice presidente David Griffin quiere ser cuidadoso con su recuperación, que iba de 6 a ocho semanas.

Lo alarmante es que llegando a la recta final de la semana seis, Zion no ha comenzado ni siquiera una práctica de tiro con el equipo, o ha estado presente durante el entrenamiento.

Anteriormente durante un partido en su antigua escuela Duke University, Zion sufrió otra herida en la rodilla con tal solo 33 segundo se juego, un partido en el que incluso el ex presidente Barack Obama estaba presente y donde Williamson destrozó su tenis al caer.

Es solo cuestión de tiempo para que Zion regrese a jugar y los Pelicans comiencen a crear un probable pero potencial equipo de peligro armado por Lonzo Ball, Brandon Ingram, JJ Reddick y obviamente, Zion. Esperamos con ansias el regreso del llamado “próximo LeBron James”.



Show Player