El base estrella de la NBA, Stephen Curry salió del partido con extraña lesión ante los Hornets, en un emociónate encuentro de los Warriors.

La superestrella de los Golden State Warriors, Stephen Curry, llegó tarde al enfrentamiento del sábado contra los Charlotte Hornets. Hubo cierta confusión en cuanto a su repentina ausencia al principio del juego, lo que llevó a su propio padre, Dell Curry, a tener una reacción hilarante al asunto en cuestión.

Dell estaba en el equipo de transmisión de los Hornets y rápidamente se ofreció a comunicarse con su hijo tras la desaparición.




Todo el equipo de transmisión no tenía idea de por qué Steph no estaba en la alineación inicial de los Warriors, considerando que calentó con su equipo minutos antes. En este punto, los locutores aún no se habían enterado de que el ex MVP se quedaría fuera del enfrentamiento debido a una enfermedad desconocida.

 

La buena noticia para los Dubs es que, según se informa, la enfermedad de Curry no está relacionada con COVID-19. La naturaleza de su abrupta salida puede haber llevado a algunos a creer que la NBA lo tiró en el último momento debido a los protocolos de salud y seguridad, como Kevin Durant.

Los informes indican, sin embargo, que Stephen Curry dio negativo en la prueba de COVID-19 y que simplemente se siente un poco mal. Bueno, probablemente más que solo un poco considerando que no pudo jugar por los Warriors.



Show Player