La NBA realizó un ajuste en los protocolos de Coronavirus (COVID-19) en la temporada 2020 y se trata para los jugadores que devuelven pruebas no concluyentes para el virus, lo que puede permitir un buen desarrollo en la burbuja de Orlando.

Según un reporte de Adrian Wojnarowski de ESPN, la NBA ajustó de manera positiva los protocolos de seguridad y salud que se están implementando en el regreso de la temporada en la burbuja de Orlando.

Por lo que asegura que los jugadores que devuelven pruebas no concluyentes para el coronavirus, puedan regresar de una manera más rápida a la actividad de la NBA en la temporada 2020.

El jugador debe dar un resultado negativo en una nueva prueba inmediata al recibir el resultado no concluyente, y luego devolver otra prueba negativa dentro de los 60 minutos posteriores al inicio del próximo partido de su equipo, según el nuevo protocolo de salud de la NBA.




Además, los equipos de la NBA han estado preocupados por si los jugadores puedan verse en peligro si un resultado de prueba no concluyente cae en medio de una serie de playoffs y obliga a alguien a perderse un juego.

Ahora, en el ajuste del protocolo de la NBA, los jugadores que devuelvan un resultado no concluyente, aún puede ser elegible para jugar en un juego dentro de las 24 horas, en lugar de tener que esperar 48 horas.



Show Player