En un día como hoy pero del 2016, Kevin Durant anunció oficialmente su salida de OKC para unir fuerzas con Stephen Curry y compañía en Golden State Warriors. Con dos campeonatos ganados y dos MVP de Las Finales de la NBA a su nombra, ¿realmente valió la pena para KD?

Para los fans no hay duda que Kevin Durant es uno de los mejores jugadores en la NBA actualmente, y que su instinto para jugar y su altura lo hacen prácticamente un jugador indefendible, y gracias a esto logró brillas desde su entrada a la NBA en OKC. Sin embargo, la vida para KD no fue la mejor, ya que en 9 años jugando en Oklahoma, Durant solo logró llegar una vez a Las Finales de la NBA en el 2012 y perder contra el Heat de LeBron James.

Después de años de frustración y no poder avanzar a Las Finales nuevamente, Durant decidió tomar un nuevo camino en la NBA y firmar con Golden State Warriors, equipo que habría eliminado a OKC en 2016 para el pase a Las Finales.

Desde entonces, Kevin Durant recibió fuertes críticas sobre unirse a Stephen Curry y a un equipo que había ganado 73 partidos en la temporada regular y contaba con la mejor rotación en la NBA. Agregar a KD en esta ecuación simplemente era formar un equipo bastante invencible.

Durante tres años, Durant y Curry, a lado de Thompson, Iguodala y Green, le mostraron a la NBA y sobre todo a grandes como LeBron James que no había manera de vencerlos, al menos no virtualmente, y solo existía una sola manera: lastimarlos a toda costa.

Es aquí cuando realmente muchos en la NBA se preguntaban si los tres años de Durant en Golden State habrían valido la pena, ya que en un juego 5 de Las Finales del 2019, este sufrió una ruptura del tendón de Aquiles, dejándolo fuera del torneo y de la NBA de manera indefinida.

Con todo esto en mente, y que Durant decidió ahora escribir un nuevo capítulo en Brooklyn Nets a lado de Kyrie Irving e incluso cambiar su eterno número 35 al 7, el basketbolista busca por fin dejar su marca en la NBA, logrando ganar un campeonato de basketball que no requiera de un equipo más armado que los Bulls de Jordan.

Entrando a su año 13, KD estará estrenando un nuevo tendón, volveremos ver al Slim Reaper en acción representando a Brooklyn y no sabemos que esperar, ya que conforme han pasado los años, la NBA solamente se vuelve más y más fuerte, por lo que es incierto si Kevin Durant volvería a ganar un campeonato más.



Show Player