Golden State Warriors, los campeones, ya no son lo más relevante de la NBA, y la liga se ha dado cuenta de eso.

Después de que una ola de heridas y el peor récord de la liga invadiera a Golden State Warriors con las bajas de Stephen Curry por mano rota, Klay Thompson por una herida de rodilla y hasta D’Angelo Russell con un pulgar lastimado, la NBA ha decidido tomar medidas drásticas en cuanto a transmisión en TV nacional se trata.

Golden State Warriors se encuentra jugando su peor temporada de la década ,únicamente con el veterano Draymond Green jugando actualmente. Es por ello que la NBA decidió eliminar dos partidos de los Warriors fuera de la TV nacional, siendo el 13 de diciembre contra Utah y el 18 contra Portland las transmisiones que no estarán en la cadena ESPN.

La suerte no les sonríe a Golden State Warriors, ya que además de haberse quedado sin Kevin Durant, están perdiendo relevancia dentro de la NBA.



Show Player