Codere 🔥
Grandes Ligas
Beisbol
LMB
Box
NBA
Qatar

NBA

  Al contratar a Ime Udoka como su reemplazo, Brad Stevens encontró el hombre apropiado para el trabajo.

Por: elfildeo 25 de junio de 2021

 

Gary Washburn. The Boston Globe. 23 de junio de 2021.

 

Solo Brad Stevens podía contratar a un entrenador  que es tan misterioso como lo fue él cuando asumió el cargo con los Celtics hace ocho años.

No hay nadie en la NBA que tenga algo negativo que decir acerca de Ime Udoka, el próximo entrenador principal de los Celtics, este ha ascendido con serenidad a uno de los mejores puestos en la NBA con una incansable ética de trabajo y paciencia.

Stevens quería emplear a un jugador antiguo. Quería contratar a una persona de color. Revisen. Quería contratar alguien con extensa experiencia en entrenar para diferentes sistemas. Revisen. Quería contratar alguien sin quizás un gran nombre, pero de reputación prístina. Revisen.

No sorprendió que Stevens y Udoka, de 43 años años de edad, se identificaran durante el proceso de la entrevista. Tienen muchas similitudes. Son casi de la misma edad y Stevens ha estado observando a Udoka por años mientras ha emergido desde el cuerpo técnico de los Spurs de San Antonio, a los 76ers de Filadelfia y finalmente los Nets de Brooklyn.

Y mientras los Celtics pueden no ser familiares para Udoka porque nunca lo hemos visto hablar públicamente o no tiene una cuenta Twitter, él es el candidato adecuado para este trabajo.

Con esto no se quiere decir que Chauncey Billups o Darvin Ham no habrían sido igualmente escogencias apropiadas. Pero era aparente que Udoka había hecho una conexión con Stevens para convencer al nuevo presidente de operaciones de baloncesto de los Celtics de seleccionar a Udoka como su reemplazo en el cargo de entrenador principal.

Como miembro del cuerpo técnico de Gregg Popovich en el equipo FIBA de Estados Unidos de 2019, Udoka se vinculó con los participantes de los Celtics, Jayson Tatum, Marcus Smart y Jaylen Brown. Eso habla de la importancia que los Celtics pusieron en contratar a un comunicador que pudiera relacionarse con las jóvenes estrellas de los Celtics.

Stevens fue astuto al consultar a los principales jugadores del equipo acerca de su opinión sobre el futuro entrenador principal. Y Stevens también tenía que actuar rápido porque Udoka era pretendido por varios equipos.

En las tres semanas desde que Stevens se encargó de la presidencia de las operaciones de baloncesto por el saliente Danny Ainge, otros cinco cargos de NBA se hicieron disponibles y Udoka estaba en el tope de la lista de equipos como Portland, New Orleans y Orlando.

Pero el puesto de los Celtics era señalado como la mejor oportunidad para un entrenador. Stevens atravesó el proceso metódico y privado de conducir entrevistas con entrenadores cuyos equipos estaban en los playoffs. Aunque sus Nets fueron eliminados en el séptimo juego por los Bucks de Milwaukee este sábado 19 de junio, Udoka ha sido acreditado con ser factor clave para el entrenador de primer año Steve Nash luego de pasar varios años con Brett Brown en la resurrección de los 76ers y en San Antonio con Popovich por siete años antes de eso.

La experiencia no es una desventaja para Udoka, él solo necesitaba su primera oportunidad para convertirse en entrenador principal. Y su contratación es indicativa de que la organización de los Celtics está abierta a contratar personas que vengan de otros lugares, fuera de su zona de confort. Stevens empleó a alguien fuera de su círculo. Los Celtics contrataron a su sexto entrenador negro, y uno sin experiencia de NBA.

Se había tenido la percepción de que los  entrenadores asistentes negros calificados eran superados por entrenadores más inexpertos y basados en números analíticos, en el proceso de selección, y en algunos casos, tales como Nate Bjorkgren en Indiana, eso fracasó.

Udoka pudo haberse encargado de un equipo en la NBA hace años. Tenía más experiencia y era mejor conocido en los círculos de la liga que Taylor Jenkins en Memphis o Mark Daigneault en Oklahoma City, quienes eran desconocidos antes de conseguir sus primeros trabajos en la NBA.

Udoka ha jugado con grandes baloncestistas y entrenado a grandes jugadores. Ha esperado su turno para convertirse en serio candidato a entrenador. Y era aparente que este receso entre temporadas sería su oportunidad dorada. El hecho de que viera a los Celtics varias veces en la temporada mientras estaba con Filadelfia y Brooklyn le da una familiaridad con la nómina y las fortalezas y debilidades del equipo.

Los Nets eliminaron a los Celtics en cinco juegos el mes pasado. Udoka tenía que diseñar el plan de juego contra Boston, encontrar las maneras  de contener a Tatum y contrarrestar las tácticas de Stevens  para disminuir la ofensiva de los Nets. Y sabremos mucho más de este hombre misterioso en los próximos meses.

Tendrá que desarrollar su propio estilo de juego. Tendrá que adaptar su filosofía a la nómina de los Celtics y se espera que gane de inmediato debido al talento que hereda. Mientras tanto,  el trabajo de Stevens es mejorar la nómina de la última temporada.

Ha hecho el movimiento acertado para mejorar el equipo. Udoka tendrá ahora que ensamblar un cuerpo técnico que tendrá impacto sobre toda la nómina pero especialmente ayudará a mejorar los juegos de Tatum y Brown. Udoka jugó en la liga, aprendió de algunos de los mejores entrenadores y obviamente se ha preparado para la oportunidad de encargarse de su propio equipo.

Sabremos más de Udoka a partir de hoy. Pero él impresionó lo suficiente a Stevens para ganarse el trabajo estos días pasados. Stevens buscaba contratar un entrenador con quien pudiese trabajar muy de cerca pero también alguien en quien confiar lo suficiente para permitirle manejar el equipo como él desee.

En un lapso de cinco días, Stevens cambió al jugador mejor pagado del equipo para abrir espacio en el límite salarial, y contrató a un entrenador bien dotado para llevar a los Celtics al próximo nivel. Nada mal para las primeras semanas en el trabajo.

Traducción: Alfonso L. Tusa C. 25 de junio de 2021.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: