Tal vez los Yankees le hayan pasado por encima a los Azulejos, pero el cubano Lourdes Gurriel ha tenido una noche casi perfecta, de las mejores desde su llegada a las Grandes Ligas.




Lourdes Gurriel se ha quedado a un triple del ciclo, una de las hazañas más complicadas para un bateador en la MLB.

Sin embargo ha pegado dos jonrones y ha convertido al Yankees Stadium en una de sus sedes favoritas, haciéndolo el segundo estadio donde más jonronazos pega.

Así que nada, buena noche y buena temporada de Gurriel que parece se ha consolidado como uno de los referentes de estos Azulejos.



Show Player