El último mes de Yasiel Puig ha sido todo lo espectacular que uno esperaría del cubano y justo en el mejor momento de la temporada: la época de transferencias con Yankees de Nueva York y Rockies de Colorado interesados en su bate

Poco probable es que Yasiel Puig se quede en los Rojos de Cincinnati. El cubano no sólo está acostumbrado a equipos de mayor voltaje, su contrato termina a finales de este año y si los de Cincinnati quieren sacarle algo será atravesado de alguna transferencia este verano.

Todo dependía de que Puig tuviera una buena temporada. Y lo que empezó siendo un desastre, se ha convertido en el último mes en una de las mejores rachas del cubano.

Y en el mejor momento.



En sus últimos 27 juegos de MLB,  Yasiel promedia .388 de promedio de batch con .430 de porcentaje de enable. Además ha pegado 11 cuadrangulares, seis dobles y empujado 23 carreras.

Según las proyecciones, si finaliza así estará terminando con su mejor año en cuadrangulares y tan bueno como su mejor temporada con Dodgers en cualquiera de los otros departamentos.

Su buen nivel ha hecho crecer los rumores de su inminente salida de Rojos con Yankees (aquí el chisme completo) y Rockies (aquí el chisme completo) como los candidatos más viables para firmarle.

¿Dónde les gustaría ver a Caballo Loco?