Si Gary Sánchez se pierde el final de la temporada de MLB, los fans de los Yankees tendrán mucho que reclamarle a Aaron Boone

No sólo el staff médico de los Yankees tiene  una gran responsabilidad en la larga lista de peloteros que se han lesionado durante la temporada de MLB.

También Boone y la directiva tienen su parte, obligando a ciertos peloteros a jugar a pesar de leves molestias, apurando su regreso en el caso de otros o simplemente pidiéndoles cosas estúpidas dentro del campo de juego.

Como robarse las bases. Contra Detroit. Con el título de la División Oeste de la Liga Americana asegurado.



Alinear a un pelotero con una lesión leve, es irresponsable, pedirle a Gary Sanchez que se robe una base en un juego vs Detroit con el pasto mojado es francamente estúpido.

Y la consecuencia es que Sánchez se ha resentido de la pantorrilla después de su intento de robo de base y ha tenido que salir del juego, presumiblemente lesionado.

Tan sólo hoy los Mulos ya habían perdido a Encarnación por una molestia en el oblicuo. Alguien tiene que hacerse responsable de tanta “mala suerte” y decisiones imprudentes, ¿no?