El hecho de que Yadi Molina pueda jugar con los Cardenales la próxima temporada, no es una mera noticia que copa titulares en la prensa deportiva; no, pues si se concreta el acuerdo, el borícua puede cerrar su carrera con los pájaros rojos a sus 40 años y es algo que ilusiona desde ya a los fanáticos.

Ya antes de que comenzara esta campaña, Molina como agente libre estuvo en la órbita de varias franquicias, como los mismos Yankees de Nueva York, incluso jugo béisbol invernal en su país y fue a la Serie del Caribe; dando muestras de su excelente forma a sus 39 años.

Al final Yadi firmó por una temporada y 9 millones de dólares, algo que pudiera repetirse rumbo a la venidera contienda, pues como expresó su agente al periódico El Nuevo Día de Puerto Rico; ya se están dando los primeros pasos al respecto.

Hablamos de un hombre que lleva 18 años en San Luis y ha estado presente en los últimos grandes logros de los Cardenales, la obtención de los anillos de Serie Mundial en 2006 y 2011; además de ser un reconocido profesional, avalado por sus compañeros de equipo y el propio gerente, Jim Mozeliak.

El estelar receptor borícua es todo un símbolo, tal como lo ha demostrado en los Clásicos Mundiales y en toda su hoja de servicios con los Cards; de poder terminar su etapa como jugador activo en Bush Stadium, se uniría a leyendas como Johnny Bench, Carl Ripken Jr, Carl Yastrzeminski y Derek Jeter; peloteros que jugaron con un solo equipo toda su carrera.

Al momento de escribir este trabajo, Yadier ha sostenido un buen rendimiento, con .257 de average, ocho jonrones y 40 carreras impulsadas, dando muestras de poder jugar al menos otra campaña a buen nivel.

Por ahora la historia sigue y hay Yadier Molina para rato.