Todos en el Tokyo Dome, o los que a miles de kilómetros de distancia nos levantamos en la madrugada para seguir el último juego de Grandes Ligas de Ichiro Susuki (Ichiro para los fans), esperábamos un hit.

Uno.

No tenía que ser un jonrón. Ichiro nunca nos acostumbró a eso. En la sencillez del hit esta el béisbol e Ichiro se retira como uno de los más grandes bateadores de todos los tiempos. Casi sin cuadrangulares.

En toda su carrera pegó 3079 hits de Grandes Ligas y 116 cuadrangulares (que tampoco es nada).

Ichiro es parte de un selecto grupo de 20 peloteros con más de 3,000 hits en las Mayores. Si hubiera llegado unas cuantas temporadas antes a los Marineros desde Japón, seguramente habría superado el record de 4,256 hits de Pete Rose.

Después de su último turno al bat se ha hecho un silencio enorme en le Tokyo Dome, luego un oh (como reclamo) y luego un aplauso. Todos queríamos un hit, pero no fue.

Si el béisbol son las múltiples respuestas y posibilidades al enfrentamiento entre un lanzador y un bateador, el duelo de esta madrugada era un poco injusto para el pitcher. No era él vs Ichiro. Si no él contra un estadio. Y el pitcher ha vencido.

Un hit habría sido un momento increíble para todos. Un adiós más que merecido para el mejor pelotero japonés de todos los tiempos en su propia casa, pero el out es una lección.

Así es el béisbol y ni siquiera Ichiro puede escapar a su lógica.

Dicen los que lo vieron entrenar que, de haber querido, Ichiro habría podido pegar más jonrones. Lo hacia en los spring training y cuando quería en un juego. Tenia la fuerza a pesar de su baja estatura y complexión delgada, pero eligió el hit.

Fue una decisión consciente: intentar más cuadrangulares lo habría llevado a más outs, menos hits, menor promedio de bateo. Tal vez Ichiro no sabía lo mucho que esa decisión significaría para el béisbol, justo una época de cuadrangulares y esteroides en las Grandes Ligas. Tal vez sí.

Nosotros, más fanáticos del béisbol que de la pirotecnia, le damos las gracias.  Todo bien, Ichiro, han sido unos cuantos hits.

Ichiro despedida Tokyo retiro Grandes Ligas



Show Player