Los Minnesota Twins decidieron probar un poco de tecnología en el Summer Camp 2020 de MLB y utilizar a un umpire robot (sí, leíste bien) durante un juego interescuadras del equipo.

El umpire robot fue el encargado de marcar las bolas y los strikes durante el juego en el Target Field, utilizando un sistema de radar llamado TrackMan.

El sistema era el siguiente: el experimentado scout Colby Suggs se colocó en la primera fila de asientos del estadio detrás del home plate para transmitir todas las decisiones del umpire robot.

Peeero, las cosas no salieron según lo esperado y los bateadores no quedaron nada entusiasmados con la idea de un umpire robot.

El lanzador de los Twins Randy Dobnak lanzó cuatro entradas el pasado miércoles y sus lanzamientos fueron juzgados por el radar… y no cree que a los jugadores les guste tanto este sistema. “El béisbol es un juego de ajustes, por lo que con el tiempo, los muchachos probablemente se adaptarían a él. Pero no sé cuánto tiempo tomaría”, dijo Dobnak.




Rocco Baldelli, manager del equipo, aseguró que por un momento pareció que el plato se encogió un poco a los lados y se alargaba de altura. “Pienso que algunas rompientes alcanzaron la parte baja de la zona de strike. Pero definitivamente ves cosas diferentes y definitivamente ves la reacción de los bateadores, especialmente cuando algunos pitcheos son cantados y lo mismo sucede con los lanzadores cuando algunos no son cantados strike”, dijo.

Los umpires (humanos) todavía están haciéndose pruebas para empezar a trabajar en los juegos, por los que los Mellizos decidieron probar con esta alternativa.

Tú qué preferirías, ¿un umpire robot o a Ángel Hernández? Sé honesto.



Show Player