Ayer, los representantes de todas las ligas profesionales de Estados Unidos (la MLB entre lleas obvio) sostuvieron una conversacvión telefónica con Donald Trump.

Según las versiones el mandatario habria pedido este “call” a los líderes de la NFL, NBA, MLS, MLB, NHL y más ligas profesionales de los Estados Unidos para establecer una especie de “estrategia conjunta” ante el coronavirus.

Y aunque los detalles de las resoluciones a las que llegaron no se han hecho públicas, un par de filtraciones han llamado la atención.

Primero: la confirmación por Trump de que la NFL empezará en tiempo en septiembre (algo fundamental para las otras ligas y su calendarización).

Y la segunda, mucho más polémica: según fuentes Trump habría insinuado la imposibilidad de reanudar “juegos con fans” hasta agosto o septiembre.

Quiere decir que el plan tentativo del regreso de la MLB el 4 de julio es más que improbable y refuerza las ideas de reanudar a puerta cerrada y probablemente en una sede alterna.

 




Obvio, estos rumores no pueden ser tomados como “totalmente garantizados” pero si dan una idea de por donde vienen las conversaciones.

Es obvio que más de uno en Estados Unidos empieza a ver más que complicado el regreso de la MLB (y las otras ligas) para antes del verano.

¿Les gusta la idea de que las Grandes Ligas se jueguen sin fans en una sede neutral?

Parece que será la única opción.