En esta oportunidad vamos a recordar la vez que el lanzador Tom Glavine de los Bravos de Atlanta conectó un triple barre bases que sepultó a los Cardenales de San Luis en los playoffs de 1996.

 

Se estaban viendo las caras en el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional los Cardenales y Bravos en la ciudad de Atlanta.

En la parte baja de la primera entrada los de casa estaban arriba 3-0, tenían las bases llenas con dos outs y al bate el pitcher estelar Tom Glavine.

El serpentinero dio una conexión hacia el LF donde el jardinero se lanzó de cabeza y no pudo atrapar la pelota, lo que provocó que todos los corredores anotaran para poner las cosas 6-0.

 

 




 

Ese batazo de Glavine aunque fue en el primer episodio del juego, sepultó a los pájaros rojos porque no pudieron levantarse de ese golpe y cayeron derrotados para que los Bravos pudieran avanzar a la Serie Mundial de esa campaña.

 






Show Player