Con la elección de Larry Walker al Salón de la Fama, se le deben abrir las puertas en el futuro a su ex colega de los Rockies, Todd Helton. En una especie de justicia poética, esto debe igualmente servir para empezar a reconocer a jugadores de Colorado, que por décadas han sido desprestigiados.

Si bien es cierto que Walker es de los famosos los Rockies de las Grandes Ligas, la verdad es que Todd Helton es el niño símbolo del equipo. Jugó todas sus 17 temporadas en Colorado y participo en la única aparición de Serie Mundial de la franquicia. Helton es el líder histórico de los Rockies en hits, dobles, jonrones, anotadas, remolcadas y hasta en estadísticas modernas como WAR (Victorias sobre el reemplazo).

Tal vez no es muy conocido su nombre por jugar en un mercado pequeño, pero de seguro te sorprenden estos datos impresionantes del ex primera base.

Helton es parte del exclusivo club de los 15 jugadores en la historia de Grandes Ligas que han registrado una carrera con 300 jonrones, promedio de .300 porcentaje de llegar a base de .400 y Slugging de .500.   Babe Ruth, Ted Williams, Stan Musial, Lou Gehrig, Manny Ramírez y Edgar Martínez son algunas de las leyendas en hacer esa gesta.

Es el primer pelotero en conectar 35 dobles en 10 temporadas consecutivas

Miguel Cabrera, Lou Gehrig y Todd Helton son los únicas primera base en promediar .310, batear 300 jonrones y 500 dobles.

Su promedio de por vida es de .316 y es superior al de Hank Aaron y a Derek Jeter

Con corredores en posición de anotar bateó para .324

Su .414 de porcentaje de llegar a base (OBP) ubica entre los mejores 30 de la historia de las Mayores.

 

En la defensiva fue excelente con cuatro guantes de oro y ocupa tercer puesto en lista de primera base con más dobles jugadas realizadas. Mickey Vernon es el líder histórico en esa categoría y solo tiene 16 dobles jugadas más que Helton. Como dato curioso, Vernon jugó en mil entradas más que el ex Rockie. La leyenda Eddie Murray ocupa segundo lugar y defendió en dos mil entradas más que Helton. Es decir, Helton fue más eficiente en la defensiva y produjo más outs en menor tiempo que sus homólogos contemporáneos.

 

Como todo buen Rockie nunca recibió mucho reconocimiento de los cronistas en su carrera. Basta con ir al año 2000, donde tuvo una temporada de lujo liderando la liga Nacional, en promedio de bateo, hits, carreras impulsadas, porcentaje de base, slugging, dobles, WAR y en número total de bases alcanzadas. De hecho, solo tuvo 8 jonrones menos que Sammy Sosa y fue el segundo con mayor número de carreras anotadas, solo superado por Jeff Bagwell. Cualquiera diría que con esos números fácilmente el escogido para el premio al Jugador Más Valioso.

Contrario a lo que muchos pensaron, los cronistas de Grandes Ligas le entregaron el premio a Jeff Kent, un segunda base que ni siquiera fue líder en ninguna categoría ofensiva. De hecho, Helton llegó en quinto lugar en las votaciones para MVP. El argumento siempre fue que el Coors Field era la razón de su éxito con el bate. Una total falacia, cuando miramos y comparamos cuales fueron sus números en Colorado con los que jugó como visitante en la temporada del 2000.

 

Solo para que tengan una idea, aun usando el OBP como visitante de Helton, sería más que suficiente para superar el que tuvo Barry Bonds en la misma temporada. Esta tabla muestra que, si bien es cierto que en Colorado hay un escenario amigable para los bateadores, esto no quiere decir que Helton no fuera un gran jugador en la carretera.

Fácilmente podemos decir que Kent se fue con el MVP por simplemente ser una gran segunda base con el bate y por ser de un equipo competitivo. Pero inclusive ese argumento, no es válido cuando tenemos un jugador que dominó las categorías ofensivas más importantes del juego.

No hay dudas que ser un miembro de los Rockies de Colorado puede ser una maldición porque crea el estigma de que serás ignorado y posiblemente tus logros siempre pasaran como si nada por un argumento patético como es jugar mejor en el parque de tu equipo que en la carretera. No creo que la defensa de Walker o la disciplina en la caja de bateo de Helton sean también creación de la magia de Coors Field.

 



Show Player