El protector solar para todos nosotros tiene un gran sentido los días de playa, pero para los lanzadores de MLB es un tratamiento diario contra el sol de los estadios, aunque algunos han querido pintarse más sabios de las cuentas para utilizar esta crema para “amañar las pelotas”, sustancia que al igual que otras hoy ponen a la liga contra la pared por las mañas que han adaptado los jugadores en años.

La MLB envió un memorándum a las 30 organizaciones de Grandes Ligas, dando a conocer una nueva política de sustancias prohibida por posibles “sustancias pegajosas” que han usado los lanzadores para mejorar su rotación de pitcheos, entre las cuales se encuentra el doble uso del protector solar para los lanzadores “untar las pelotas”, dando por hecho que todo lanzador que sea captado usando estas sustancias seria suspendido entre 10 o más juegos en casos de reincidencia.

Teniendo desde ya esta nueva situación contra los lanzadores, la MLB se encuentran entre la espada y la pared, ya que como bien se sabe del doble uso al protector solar, de, Grandes Ligas decidir bloquear otras sustancias, entre ellas el protector solar, esto podría ser una situación que se revierta a la inversa contra la liga en los días de juegos de sol.

Las llamadas “sustancias pegajosas” que han popularizado los lanzadores de MLB, entre las más famosas se encuentran la resina de pino, además de un pegamento llamado Spider Tack, y el mencionado protector solar con brea, siendo este último una sustancia indispensable para los lanzadores, mas allá de su doble uso inadecuado.

De acuerdo al ex lanzador de MLB, Rick Sutcliffe, quien lanzo 18 años en Grandes Ligas, siendo seleccionado al juego de estrellas en tres ocasiones, novato del año y ganador del Cy Young en 1984; desempeñándose actualmente como analista de la cadena Fox Sports, este mostro una cicatriz de años por no usar del protector solar durante sus años activos.

En un llamado a MLB y el Sindicato de Jugadores de la liga, este mostro una fotografía en su cuenta de la red social Twitter una horrorosa cicatriz que actualmente se encuentra sin cicatrizar, además de mantener su brazo con quemaduras alrededor de la parte del codo.

Teniendo la MLB esta situación, cada vez se muestra un mayor desacuerdo entre partes con el uso de “sustancias pegajosas”, teniendo incluso bateadores que prefieren ver a los lanzadores lanzar así, ya que con esto se pueden proveer los pelotazos, aunque una mayor parte sin duda se muestra en desacuerdo total por el claro dominio de los monticulistas.