Astros de Houston es un equipo que tiene que abstenerse a varios abucheos, pelotazos y palabras en su contra tras el escándalo del robo de señas en 2017.

Sin embargo, lo que hizo ayer Joe Kelly merece ser suspendido y no solamente por ocho juegos, sino que en lo personal debió ser por más en la MLB.

La oficina de las Grandes Ligas, fue un poco injusto como lo ha sido en varias oportunidades con diferentes jugadores en suspender o multar a cada uno de ellos. Eso se puede reflejar tras no imponerle castigo a la novena de los Astros.





El día de ayer, Kelly, quien ni siquiera estaba en el equipo de Dodgers en la temporada 2017, atentó contra el físico de Alex Bregman y Carlos Correa.

Los dos intentos de pelotazos fueron dos lanzamientos totalmente adrede y podría haber causado un accidente fatal en las Grandes Ligas.

Por parte de la oficina de la MLB, debieron haber pensado un poco más que el castigo hacía Joe Kelly, pero también hacía los Astros, que siguen saliéndose con la suya ante todo el “robo” de los que fueron capaces hace tres temporadas.

 

 



Show Player