El 25 de enero del 2015, Rob Manfred se convirtió en el 10º comisionado en la historia de la MLB y sin duda su gestión al frente de las Grandes Ligas podría ser calificada, en nuestra opinión, de una de las mas polémicas (por no decir que la peor).

Manfred llegó al puesto de comisionado de la MLB en medio de la polémica.

Se dice que un grupo fuerte de dueños no le quería. Recordemos: el comisionado es elegido por el voto, libre y secreto de los 30 dueños o representantes de las franquicias.

Los rumores dicen que Rob enfrentaba la oposición de un grupo de dueños encabezado por los White Sox que no le creían la mejor opción para negociar el contrato colectivo del 2016, ni de llevar a buen puerto a la MLB en su lucha por los aficionados contra la NBA, NFL, MLS y NHL.

Al final el voto de las grandes franquicias como Yankees, Red Sox y Dodgers se impusó. Manfred fue elegido en agosto del 2015 y tomó posición del cargo meses después.

De principio, ojo, Manfred se consideraba un comisionado de “transición”, un ejecutivo sin carisma ni experiencia real en el béisbol pero eficaz en las negociaciones. Su llegada era temporal y tenía un sólo objetivo: negociar el contrato colectivo de trabajo con los peloteros.

Y cumplió: negoció y logró mantener la paz laboral de la MLB con un contrato que en el 2021 verá su fin.

Fuera de eso (y puede usted consultar la mismisima página de la MLB) sus logros se reducen a vender 75% de los derechos de streaming a Disney y un vago “apoyo a los peloteros de las Menores y acercamiento al béisbol amateur y softball”.

Nada para la historia.




Y en cambio, su gestión sí que ha tenido grandes errores. 4 por lo menos muy graves.

Así que si usted va a defender a Manfred encuéntrele explicación a esto:

 

1.- La perdida de releevancia de la MLB frente a la NBA, MLS y NFL

Las Grandes Ligas han fracasado notoriamente en sus intentos por hacerse internacionales y recuperar el terreno perdido frente a la NBA, NFL, NHL y hasta MLS.

La Serie Mundial entre Nacionales y Astros ha sido una de las menos vistas en la historia de la MLB. Y año con año todos los indicadores de audiencias en televisión y relevancia en la conversación digital prueban que el béisbol ha dejado de ser “el pasatiempo nacional”.

Manfred y su equipo han fracasado en la comercialización de peloteros como Mike Trout, Mookie Betts, Bryce Harper y otros tantos, sus mejores peloteros e insignias de la liga, pero prácticamente desconocidos fuera del mundo del béisbol.




2.- Su intención de desmantelar las Ligas Menores

Contrario a lo que dice la página de la MLB, Manfred ha iniciado una agresiva campaña para desmantelar las Ligas Menores.

En diciembre, el comisionado envió una propuesta para reducir en 40 los equipos de las Ligas Menores, una decisión que dejaría a miles de peloteros en la calle y que fue duramente criticada.




3.- Su pésima gestión del escándalo de trampa de los Astros

¿Alguien quedo satisfecho con como la MLB manejo el escándalo de los Astros?

Primero negando las acusaciones, luego absolviendo a los peloteros, con castigos ridículos y sin agregar ninguna claridad a lo que había pasado.

La MLB quedo en vergüenza con el robo de los Astros y Manfred debe ser (y será) el máximo responsable de haberlo permitido y después de su pésima reacción.




4.-Su falta de liderazgo para conducir el regreso de la MLB tras la pausa por el coronavirus

Si el béisbol no regresa este año, será difícil identificar un único culpable: dueños y peloteros han jugado sus cartas en estas negociaciones y tienen el regreso del beisbol en suspenso.

Pero justo alguien tendría que ser el mediador en esto: Rob Manfred. Y vaya que sí ha brillado por su ausencia.

Peloteros y dueños intercambian propuestas en los medios, filtrando información a reporteros y analistas, mientras los días transcurren sin fechas, ni un plan claro.

Por supuesto el béisbol podría regresar y la temporada 2020 de Grandes Ligas ser un exito (o por lo menos no un fracaso), pero eso tampoco será gracias al comisionado.

 




 

 

 



Show Player