Es Navidad y aparte de Jesús, hoy también cumple el mejor robador de bases de todos los tiempos; Rickey Henderson celebra sus 61 años y lo hacen en un momento donde sus récords aún lucen imposibles de romper.

El jardinero derecho tiene la gesta de ser el máximo ladrón de bases en las Mayores. Para que tengan una idea, el segundo lugar en la lista es Lou Brock quien necesitaría volver a jugar y robarse 468 para empatar récord de las 1406 estafas de Henderson.

Debutando con los Atléticos de Oakland en 1979, Rickey Henderson inició una de las carreras más productivas de las Grandes Ligas. Sus mejores años fueron precisamente vistiendo la franela de Oakland y de los Yankees de Nueva York .  Su especialidad en el robo de bases y ser un prolífico anotador de carreras quedaron demostrados con estas estadísticas:

12 veces líder de Liga en bases robadas

Líder de por vida en bases robadas con 1,406

Líder de por vida en anotadas con 2,295

Miembro del exclusivo Club de 3 mil hits

10 veces nombrado al Juego de Estrellas

Ganador al Jugador Más Valioso en 1990

2 veces campeón de Serie Mundial

 

Toda una leyenda del béisbol, que aún en sus postrimerías, a los 39 años pudo volver a la cima tras liderar su Liga con 66 robos en 1998.

Y no olvidemos la eficiencia mostrada en postemporada. El récord de más bases robadas en un año de playoffs, lo comparte con Kenny Lofton con 11. La diferencia es que Lofton tuvo 72 apariencias al plato mientras que Rickey logró la gesta con 44. No jugó tanto en series de campeonatos y aún deja su huella en los registros históricos.

Happy Birthday Rickey!



Show Player