Una email de Bob Manfred a Jef Luhnow y filtrado ayer al WSJ ha vuelto a encender la polémica por el robo de señales de los Astros en la temporada 2017 de MLB

Todavía ni hace un mes que la MLB dio a conocer los resultados de su investigación sobre el robo de señales con ayuda electrónica de los Astros (culpando en general a los peloteros del esquema de trampa pero sin dar nombres más que el de Carlos Beltrán) y ya hay nuevas evidencia de que Manfred y las Grandes Ligas no han hecho bien su trabajo.

Para los que no leyeron el reporte de la MLB, en él se dice que jugadores en complicidad de Alex Cora (coach de banca de los Astros en aquel año) eran responsables del esquema de robo de señales con ayuda tecnológica.

El informe, además, afirmaba que Hinch y Luhnow (gerente general de Houston) NO sabían del tema.

Lo cual ha sido desmentido ayer en una entrevista por Hinch y (desafortunadamente para Luhnow) por el WSJ al dar a conocer un mail de Manfred donde le pide al gerente general “parar con el uso de sus artes oscuras y codebraker”.

La filtración al WSJ debería cambiar totalmente el reporte de la MLB y sus consecuencias.

Dando a entender que el robo de señales se implementaba a nivel general y con aprobación de la directiva.

También deja en ridículo a Luhnow que en un comunicado oficial culpaba a Cora y los peloteros de los Astros del robo de señales.

Y además explica por que la MLB decidió suspender al gerente de Astros, algo que no se explicaba si los peloteros eran los culpables de la trampa.

Ahora que se sabe que Mafred sabía que Jeff Luhnow sabía, pues todo se complica: o la MLB ha decidido ser complice al no señalarlo abiertamente o han sido muy torpes en su investigación.

Y de paso, el papel de Alex Cora cambia totalmente. De autor intelectual a víctima.

Es cierto que Cora no dijo nada y no denunció la trampa, pero su responsabilidad (como la de los jugadores) se diluye al ser un sistema implementado por instrucción de la directiva.

¿Se han apresurado pues lo Red Sox al despedirle?

Todo parece indicar que sí y la investigación de la MLB está por dar otro giro inesperado.

 



Show Player