Cuando empezó el éxodo de peloteros clave en el último título de Serie Mundial de los Medias Rojas en 2019 con la salida de Joe Kelly, continuada el año siguiente mediante el cambio de Mookie Betts y David Price y rematada este 2021 con el envío de Andrew Benintendi hacia Kansas City y la casi segura renuncia a Jackie Bradley Jr. En la agencia libre, se pensó que se vivía una especie de segundo episodio de aquella situación de comienzos de los años 1980s cuando Carlton Fisk, Fred Lynn y Rick Burleson salieron del equipo por diferencias contractuales, entonces la prensa bostoniana, cuando empezó la temporada, publicó un espacio llamado “Our Guys in the exile” donde mostraban la actuación diaria de Fisk, Lynn  y Burleson. Aunque la temporada 2020 fue muy atípica, muchos piensan que el equipo entró a etapa de reestructuración y difícilmente compitan por los puestos de postemporada. Sin embargo aún permanecen en el equipo Rafael Devers, Xaender Bogaerts, Christian Vasquez, JD Martínez, Eduardo Rodríguez, por otro lado los jugadores que han llegado via cambios como Alex Verdugo, Kike Hernández y Franchy Cordero, muestran un potencial interesante, también hay prospectos como Bobby Dalbec quien en el mes final de la campaña anterior largó 8 jonrones, sin mencionar la reincorporación de Chris Sale durante la primera mitad de la temporada. Todo eso lleva a considerar que no se debe descartar completamente la posibilidad de que los Medias Rojas disputen al menos un cupo de comodín.

Uno de los espacios más intrigantes y apasionantes en la estructura de este equipo de 2021 es el bullpen y dentro de este la sección del cerrador. En principio pareciera una carrera de dos personajes: Matt Barnes quien tiene la ventaja de conocer al manager y el entorno, y Adam Ottavino quien tiene la experiencia buenas temporadas como preparador (set up) con los Rockies de Colorado en 2018 y con los Yankees en 2019 y también en la fugaz 2020. Independientemente de quien gane el puesto en el entrenamiento primaveral, esa no será la última palabra, todo puede variar de acuerdo a las incidencias de la temporada regular. Ninguno de los dos ha sido cerrador establecido en su experiencia de ligas mayores, por eso los patirrojos también es casi seguro que tengan en el bullpen al derecho japonés Hirokazu Sawamura, Ryan Brasier representa otra opción aunque a menudo es subestimado, pero podría colarse en la batalla, finalmente si Darwinzon Hernández es capaz de mejorar su control pudiera ser una agradable sorpresa para el manager Alex Cora en su búsqueda de ese cerrador que le permita al equipo ganar muchos de esos juegos que se pierden por una carrera.

Luego de contar con Brock Holt y Eduardo Nuñez en 2019 y José Peraza en 2020, Alex Cora se apresta a confiarle la custodia del segundo saco a Enrique Hernández quien si bien es considerado un consumado y efectivo utility del cuadro interior, el cuerpo técnico de Boston entiende que Hernández se desempeña con gran solvencia en la intermedia, como lo muestran sus números con los Dodgers de Los Angeles en esa posición. Cora piensa que al jugar con más regularidad una posición, Hernández mejorara su rendimiento con el madero respecto a sus primeras ocho temporadas en la gran carpa.

En primera base to pareciera indicar que el prometedor prospecto Bobby Dalbec iniciará como regular, debido a su bateo al rojo vivo del mes final de la temporada anterior cuando bateó ocho jonrones, una cifra que aunque algo puntual, trae por momentos las memorias de Tony Conigliaro y Jim Rice largando cuadrangulares inmensos en sus años de novatos. Michael Chavis pudiera discutir la posición con Dalbec si logra mejorar su decaído rendimiento en 2020, a su favor tiene la versatilidad que le permite jugar en segunda base y el jardín izquierdo además de la inicial.

Alfonso L. Tusa C. 03 de marzo de 2021.



Show Player