Por Yirsandy Rodríguez

Desde su entrada a la organización en 2016, podríamos decir que el infielder venezolano, Gleyber Torres, ha sido uno de los jugadores talentosos que los New York Yankees visualizan para el futuro.

El impacto de Torres, de 24 años, apenas demoró, y ya para 2018 en su debut mostró las virtudes de su poder con 24 jonrones, 77 RBIs y .820 OPS en 123 juegos durante su temporada con 21 años. Y, a la campaña siguiente, en 2019, agregó 38 bombazos y 90 RBIs. Durante esas primeras dos temporadas (2018-2019), Gleyber apareció en 267 (82.4%) de los 324 juegos de los Yankees, sobresaliendo ambos años como un jugador categoría All-Star. Dentro del campo, la mayoría de las veces fue utilizado como intermedista (174 partidos), pero también inició múltiples juegos en el campo corto (98).

A decir verdad, no podemos asegurar del todo que los mejores resultados de Gleyber Torres estuvieron cuando jugó en la intermedia, ya que su rendimiento ofensivo siendo un shortstop titular fue consistente. Sin embargo, lo que sí podemos afirmar como un hecho, es que Torres ha registrado sus números más estables jugando en segunda base. ¿La razón? Sí, ha sucedido simplemente porque Gleyber es un segunda base natural, no un shortstop.

De hecho, sus luchas la temporada pasada comenzaron a encender las alarmas, sobre todo porque los errores en el campo parecían influir más de lo común en su rendimiento ofensivo. Gleyber Torres cometió nueve pifias en 40 juegos iniciados el año pasado, y terminó fildeando para un pésimo promedio de .933. En este inicio de campaña, ha cometido tres errores y registra participación en solo siete jugadas de double play durante sus 229.2 innings jugados a la defensiva.

Si bien el promedio de fildeo de .970 hasta ahora este año no está entre los peores de su carrera jugando en el campo corto, varias de sus imprecisiones defensivas sí han sido mucho más desconcertantes—incluyendo jugadas donde no se le cargó error—. Y eso, a diferencia de sus primeros años con los Yankees, ha agravado la situación porque le está costando derrotas al equipo.

Obviamente, hay errores cuantificables, pero otros no. Y en este sentido, tampoco tenemos una estadística que nos exprese qué tanto están presionando los errores a Gleyber Torres. No, nunca lo sabremos a ciencia cierta. Pero sí podemos apreciar cómo su poder se ha visto reducido este año en sus primeras 111 apariciones en home sin jonrones. Además, Gleyber ha golpeado un solo batazo a más de 400-ft (402) y exhibe una de las peores velocidad de salida (85.3 mph) para bateadores calificados.

En otras palabras, los Yankees no sólo necesitan comenzar a pensar en el futuro de Gleyber como jugador del infield, sino también hasta qué punto mantendrán la paciencia si la inconsistencia defensiva se sigue agravando. Indudablemente, para jugar a plenitud, cualquier jugador necesita sentirse bien en la posición donde está desempeñándose. Y, al menos en este inicio de temporada, el ritmo diario ha demostrado que Gleyber lo necesita.

“Creo que lo importante es continuar reforzando gran parte del progreso que legítimamente ha logrado”, dijo Boone sobre Gleyber Torres a inicios de abril. “Ya sea por todas las repeticiones que vimos en el entrenamiento de primavera, la rutina, el trabajo que está haciendo, tienes que seguir apoyándote en eso y creer en eso y confiar en eso, porque él (Gleyber) tiene todas las capacidades para poder ir allá afuera (al diamante) y hacerlo”.

Categóricamente, Boone parece estar en la línea de pensamiento que intenta ofrecerle total confianza a Gleyber Torres, mientras analiza su proyección como torpedero. Sí, sé que este tema podría ser discutible, pero las estadísticas siempre nos ayudan a considerar hasta qué límites deberíamos defender nuestros argumentos:

Rendimiento de Gleyber Torres en su carrera

  • SS: 154 juegos iniciados, 142 juegos completos, -12 Carreras Salvadas a la Defensiva, 3.69 Factor de Rango, .971 Promedio de Fildeo.
  • 2B: 168 juegos iniciados, 154 juegos completos, -6 Carreras Salvadas a la Defensiva, 4.02 Factor de Rango, .982 Promedio de Fildeo.

Eso es lo que intentan decirnos algunas de las más comunes métricas defensivas: Las habilidades y reacción de Gleyber Torres se ajustan más a la rutina de un segunda base—y hasta quizás un antesalista o un outfielder de esquinas, preferiblemente el left—, no a la presión diaria que debe afrontar un shortstop de Grandes Ligas.

Estoy seguro de que los Yankees han evaluado su trabajo y están intentando resolver mientras avanza la temporada, pero aún creo que esta historia terminará con la búsqueda de un torpedero natural entre los mejores competidores disponibles próximamente en la agencia libre.

En el horizonte cercano, se espera ver a una clase de torpederos repletos de estrellas llegar a la agencia libre después de esta temporada, lo que se traduciría en una abertura considerables para los Yankees y a otros equipos. La variedad de opciones podría ser gratificante: Javier Báez, Carlos Correa, Trevor Story y Corey Seager probablemente lleguen al mercado de agentes libres.

¿Qué harán los Yankees cuando esto suceda si un shortstop establecido está disponible? ¿Cuánto afectaría (y/o reforzaría) una adquisición insertable para la configuración defensiva del infield de los Yankees? ¿Los Yankees serían capaces de confiar fielmente en que Gleyber tomará el ritmo adecuado en el campo corto?

¿Volvería Gleyber Torres a la segunda base, mientras que la capacidad defensiva de LeMahieu sería enviada a cubrir la primera base? ¿O Gleyber sería carnada para un posible canje?

¿Podría Gleyber moverse a la tercera base? Ahora no podemos responder debidamente a estas preguntas, pero el desarrollo de la temporada incluso podría forzar a los Yankees a realizar movimientos internos con sus jugadores del infield.

Eso sí, lo más importante es que todos estén saludables y disponibles. Entonces, veremos si realmente Gleyber Torres puede ajustarse hasta lograr su producción habitual en el plato, incluso aunque no consiga dominar la presión de ser el jugador de todos los días en la posición número “6” de los New York Yankees.

¡Aquí estaremos pendientes!

(Foto: Gleyber Torres/New York Yankees, MLB)



Show Player