Ya pude leer el libro Pelotero por amor al béisbol de Beatriz Pereyra y a continuación con lo que me quedo del mismo.

 

  • En el béisbol también Dios es redondo
  • El prólogo de Juan Villoro
  • La presentación de Don Alfredo Harp Helú
  • Para 1981 nací contagiado de béisbol
  • Por la televisión también conocí y me gustan los Mets de Nueva York desde que ganaron la Serie Mundial de 1986
  • Tampoco sabía que la carrera se llama cronista de deporte antes de especializarme en periodismo deportivo
  • Intentar escribir ensayando una y otra vez, tratando de afinar la pluma
  • Salir de la nada y luchar todos los días para alcanzar sus sueños
  • AMLO, un fanático de beisbol metido a político
  • La descripción de la casa de Pedro El Mago Septién
  • Sergio Romo solo después de ganar tres veces la Serie Mundial (hazaña que ningún otro mexicano ha conseguido) fue convocado a la selección nacional mexicana
  • Una jugada en peligro de extinción: el toque de bola
  • “El librito” del béisbol, que no es otra cosa que la aplicación de la lógica
  • En la época del beisbol espectacular, el de los cañonazos, los bateadores no quieren solo chocar la pelota ni embasarse a como de lugar, muchos menos ejecutar un toque de sacrificio. Anhelan volarse la barda y trotar por las bases mientras el público los baña de aplausos
  • El béisbol no es para todos
  • El que sabe batear desde el principio solo le tira a las buenas pichadas, a los strikes, y eso ya nunca cambia
  • Al que le gusta el béisbol y lo juega, no lo puede abandonar nunca
  • Cambian los parques, las fechas, las personas, pero el béisbol es el mismo
  • Vinicio Castilla… El mejor pelotero de posición nacido en México que ha llegado a las Grandes Ligas… Para sentarse en la misma fila que Fernando Valenzuela y Beto Ávila. Los tres mexicanos, igualmente fenómenos
  • Arturo González, el pelotero que no quería ser pitcher
  • Cisco Campos, una estrella fugaz
  • En el terreno ganan los que juegan
  • … Me hinqué y le dije a Dios: si el béisbol ya no es para mí, por favor, quítamelo; prefiero que me dejen ir. Pero si es para mí, ábreme las puertas
  • Admirar el trabajo de los jugadores sí, pero no hay que idolatrar. Todos tenemos cosas negativas
  • El precio, menos de 200 pesos y tienen la posibilidad de comprarlo por Internet y que te lo envié hasta tu casa, leerlo y conocer quien dijo muchas de las cosas que Beatriz Pereyra escribió en su libro Pelotero por amor al béisbol, más, pero mucho más que un libro de béisbol, incluso hasta de identificación e inspiración en la vida




 

 

 



Show Player