Si bien sus primeros pasos en los diamantes de las Grandes Ligas fueron con los Dodgers de los Ángeles, allá por 1997; si comenzó su carrera con los Dodgers, en verdad su historia en el Big Show transcurrió vistiendo el uniforme de las Medias Blancas de Chicago.

La historia de Paul Konerko adquiere matices legendarios, no solo por fungir como capitán de los White Sox desde 2006 hasta 2014, sino por ser una pieza vital en la obtención de la Serie Mundial en 2005; un título que rompió con una maldición que apuntaba para cien años.

En aquella postemporada, hace ya dieciséis años, Konerko fue el hombre grande de Chicago en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, erigiéndose como el MVP.

Konerko había llegado a las Medias Blancas en 1999 y para ese entonces, Frank Thomas ya tocaba a las puertas del retiro; con la salida de este último y después de ganar el anillo; Paul Konerko asume como capitán del equipo.

El estelar primera base vivió su época de gloria con el elenco de la Ciudad de los Vientos, fue elegido seis cinco veces al Juego de Estrellas, en 2002, 2005, 2006, 2010 y 2012.

En 2014, a sus 38 años, Konerko se despidió del béisbol activo y al unísono la franquicia de los White Sox retiró su número 14.

Hablamos de un hombre que en 18 años de carrera, compilo números extraordinarios, 279 de average, 2340 hits, 439 cuadrangulares y 1412 carreras impulsadas.