Ícono del sitio El Fildeo

Vizquel y Alomar: De brillar con sus doble matanzas, a ser oscuridad fuera de los terrenos

Nombrar a Omar Vizquel y Roberto Alomar es pensar inmediatamente en pinceladas a la defensivas en sus tiempos de peloteros con los Indios de Cleveland en el béisbol de Grandes Ligas (MLB), tiempos en los que brillaron, pero estas líneas las escribo porque años después, en el retiro, tanto el venezolano, como el boricua tienen un presente algo oscuro.

Omar Vizquel y Roberto Alomar siempre fueron catalogados como unos peloteros Salón de la Fama, por el lado del boricua es un inmortal en Cooperstown, mientras que el venezolano aún sigue en carrera por eso, pero ambos luego de su retiro en las Grandes Ligas se han visto inmiscuido en problemas extradeportivos que hacen que ese brillo que tuvieron como peloteros, sea hoy un presente con suma oscuridad.

A finales del 2020, muchas situaciones polémicas rodearon a Vizquel, mismas que incluso pasaron en plenas votaciones para el Salón de la Fama. La primera fue esa dura denuncia de su esposa, cuando acusó a Omar Vizquel de violencia domestica en octubre y sin duda alguna fue algo que hizo bastante ruido y tuvo impacto en la MLB.

Posteriormente en diciembre, Vizquel seguía en el ojo del huracán por ese tema con su esposa (cosa en la que dio la cara y desmintió) y el reconocido sitio web The Athletic publicó un reportaje que revelaba que el venezolano fue despedido de los Medias Blancas de Chicago por incidente de violencia con un empleado del clubhouse, situación que llenó de polémica y oscuridad el presente de este ex-pelotero que brilló por años en la MLB.




Ahora, el que fue compañero y pareja del venezolano en los Indios de Cleveland, Roberto Alomar, está siendo investigado por un tema de abuso sexual en el 2014 y fue despedido como consultor de las Grandes Ligas y colocado en la lista de no elegibles el pasado viernes 30 de abril por dicho incidente, situación que lo aleja de su trabajo actual mientras está la investigación esta abierta.

Alomar se pronunció y aseguró estar sorprendido por esa situación, queriendo que este tema se aclare para poder limpiar su nombre frente a toda la MLB, mismo que es sumamente importante y gracias a una carrera ejemplar un tiene su placa en Cooperstown.

Los casos de Vizquel y Alomar son sumamente delicados y sorprendentes, esto por lo que estos dos significaron y ofrecieron a todo el béisbol, y  sin duda esto hace que estas leyendas de la MLB después de brillar, tenga un presente algo oscuro tras el retiro de los terrenos.

Entre Omar y Roberto tenemos 21 Guantes de Oro y una buena cantidad de doble-plays que los hicieron de los mejores infielders de las Grandes Ligas, siendo ejemplo para muchos peloteros profesionales de la actualidad.

Vizquel actualmente está dirigiendo a los Toros de Tijuana y en la Liga Mexicana de Béisbol y su nombre no se ha visto inmiscuido más en polémica, por lo que pensamos y su situación está siendo aclarada poco a poco, teniendo en cuenta que su caso estuvo dentro de las oficinas de MLB.




Mientras que Alomar debe esperar esa investigación y estará fuera de labores, recordando que trabajaba muy de cerca con los Azulejos de Toronto, equipo con el que ganó par de Serie Mundial es sus tiempos de Grandeliga.

Dicen que después de la tormenta viene la calma y esperemos que Alomar y Vizquel puedan tenerla y su nombre pueda estar sin ningún tipo de machan en el béisbol de la MLB.

¿Qué pasó con ellos?

No sabemos la razón porque después de unas carreras tan ejemplares tanto Vizquel, como Alomar se vieron metidos en la polémica y vistos muy mal por la MLB.  ¿Será la fama? ¿El dinero? ¿Por qué apagarse luego de ser unas estrellas en el béisbol?, sin duda yo, personalmente espero que la situación de cada uno se aclara y sus nombres sean intachable como siempre.

Vizquel y Alomar además que significan mucho tanto para Venezuela, como para Puerto Rico, son de los peloteros de cuadro más elegantes que han pasado por todas las Grandes Ligas. Espero y aprendan la lección y que su legado sea eterno luego de que sus situaciones se aclaren.