Vamos a analizar si el jardinero venezolano en la MLB de los Phillies de Filadelfia Odubel Herrera merece el perdón del béisbol.

Odubel como ya es sabido, se vio involucrado en un caso de violencia doméstica en contra de su novia a finales del mes de mayo del 2019 y a raíz de ello su permanencia en la MLB se ha visto muy difícil.




 

 

El Caso de Odubel:

El 27 de mayo el venezolano Odubel Herrera fue denunciado por haber incurrido en violencia doméstica en contra de su novia.

De acuerdo a la política que regula la violencia doméstica, la agresión sexual y el abuso de menores establecida en la MLB, el criollo inmediatamente fue colocado en la figura de la licencia administrativa.

Ello implicó que Herrera fuera apartado del equipo, pero sin afectar su tiempo de servicio ni sus prestaciones dinerarias mientras se hacen las investigacione de su caso, tanto las autoridades correspondientes como la oficina del comisionado de las mayores.

Esa licencia desde el 27 de mayo, tuvo una duración inicial de siete días, para luego extenderla hasta el 16 de junio, luego para el 01 y 05 de julio respectivamente.

El 03 de julio su novia ante los tribunales retiró los cargos penales en contra de Herrera y con ello no existía un proceso judicial pendiente en su contra.




 

 

La suspensión de la MLB:

La MLB el 05 de julio sacó una resolución donde establece que el venezolano era culpable del hecho, independientemente de lo establecido en los juzgados y fue suspendido por 85 partidos, contados a partir del 24 de junio.




 

 

Un camino duro para el criollo:

La suspensión de la cual fue objeto Herrera fue sin derecho a cobrar su sueldo y la misma fue cumplida a cabalidad.

Para este año 2020 los Phillies no lo protegieron y fue colocado en asignación para ver si lo reclamaba otro equipo.

El gran obstaculo para conseguir chamba con otro club para Odubel fue su gran contrato, ya que por las siguientes dos temporadas los cuáqueros le deben cancelar alrededor de $20.000.000,00.

Como nadie lo tomó bajo esa figura, a los Phillies no le quedó otra opción de seguir con su contrato pero lo mandaron directo a las ligas menores y sin invitación a estar en los campos de entrenamiento con el equipo grande.

 




 

 

Se abre una luz para Odubel en el 2021: 

Ante mucha incertidumbre en el futuro de Odubel, el criollo recibió la invitación al campo de entrenamiento del equipo, pero no como parte del róster de 40, sino cómo invitado.

Aún así es una clarísima oportunidad que se abre para el Torito de hacer el equipo grande o en su defecto ser cambiado a otro conjunto donde pueda tener otro chance en el Big Show.

 

Odubel ha manifestado arrepentimiento:

El criollo ha indicado que pide perdón por lo sucedido y que de esta experiencia le ha dejado una gran enseñanza.

También ha mencionado que la relación con su novia se ha fortalecido y lo que pide es una oportunidad a su equipo para demostrar su arrepentimiento.

Así lo Herrera dijo en estos días, de acuerdo al reportaje que sacó el periodista Ignacio Serrano:

“Lo siento. Cometí un gran error. Sé que algunas personas no me van a perdonar y lo entiendo. Pero pasé los últimos tres años recuperando la confianza de Melany y estoy agradecido porque ella me perdonó. Ahora me gustaría tener la misma oportunidad con mis compañeros de equipo, nuestros fanáticos y la familia de los Filis”.




 

 

¿Odubel merece el perdón del béisbol?

Cuando menciono al béisbol, lo hago a todo lo que lo rodea como lo son los jugadores, técnicos, fanáticos, periodistas, cronistas, etc., en fin todos que de alguna manera están involucrados a la pelota, que suelen emitir comentarios, análisis y hasta juicios de opinión, donde sin tener las pruebas del caso, de una vez emiten un veredicto.

Sobre este particular lo que les puedo decir es que el criollo ya cumplió la sanción impuesta por la MLB y sobre él no existen cargos penales en su contra.

En el estado donde ocurrieron los hechos que le imputaron al torito, la víctima puede retirar los cargos penales cuando exista una denuncia y eso fue lo que hizo la pareja sentimental del venezolano.

Si el patrullero de los Phillies tiene una gran actuación en las ligas menores y aun así el club no lo llama a para estar en las mayores por este incidente, se estaría juzgando dos veces al pelotero ya que le fue impuesta una sanción que ya fue cumplida en su totalidad.

Además si su novia que fue la víctima del hecho violento de Odubel le otorgó su perdón, yo me pregunto porqué el béisbol no debe hacerlo.

Queda de parte del criollo comerse los campos de entrenamiento y demostrar que es uno de los caballos de los Phillies.

 



Show Player