Recuerdo perfectamente que los venezolanos se quejaban que los Mellizos de Minnesota no apoyaban ofensivamente a Johan Santana cuando el famoso y popular Gocho lanzaba y este tenía que tirar casi que completo para intentar llevarse el juego ganado, lo mismo con Félix Hernández con los Marineros de Seattle tanto que decían que El Rey tenía que salir de ese equipo si quería ir a la postemporada, todo lo anterior lo asocio a lo que vive Jacob deGrom con los Mets de Nueva York, quienes le han botado más de 30 juegos en su carrera en MLB al as de su rotación de pitcheo abridor, incluido su salida más reciente, la de anoche en el Opening Day (Día Inaugural) en la temporada 2021 de las Grandes Ligas.

Los Mets lo volvieron a hacer, botarle una victoria a Jacob deGrom por vez número 31 de por vida en MLB y la salida del derecho fue frustrada una vez más por el bullpen de los Metropolitanos.

Todas las piezas estaban en su lugar tal como las habían preparado los Mets. Jacob deGrom durante seis entradas, luego tres más de un bullpen renovado para cerrar el Opening Day de los Metropolitanos en la temporada 2021 de las Grandes Ligas, el cual se vio retrasado por el coronavirus (COVID-19).

A los ojos del mánager de los Mets el dominicano Luis Rojas, el plan era sólido; el plan tenía sentido; el plan mantendría a Jacob deGrom saludable y fuerte al comienzo de la temporada. Entonces, incluso cuando deGrom se salió del guión, con un desempeño tan bueno que completó sus seis entradas en solo 77 lanzamientos, Rojas decidió no desviarse de eso. DeGrom salió a pesar de sus seis entradas de béisbol en blanco, a pesar de su racha de nueve bateadores retirados seguidos, a pesar de que Bryce Harper se batió en su último lanzamiento de 100 mph. Entró el cuerpo de socorro. Se fue la victoria. Con deGrom observando desde lejos el lunes por la noche, las adquisiciones de bullpen de temporada baja Trevor May y Aaron Loup permitieron cinco carreras en la octava entrada de la derrota de los Mets por 5-3 ante los Filis.

Fue la segunda de dos decisiones importantes que acosaron a Rojas tras la derrota. “Queremos ganar todos los partidos. No obtuvimos una victoria esta noche. Definitivamente estamos decepcionados por eso”, dijo Rojas.

Degrom se retiró temprano lo que hizo que la decisión fuera tan compleja fue lo bien que estaba lanzando. El derecho limitó a los Filis a tres hits en seis entradas, ponchando a siete. Su recta llegó a 102 mph y promedió 99 mph. Incluso contribuyó con dos hit, uno productor, lo que llevó a May a lamentar que “Jake no debería tener que hacer todo él mismo. Eso no es lo que son los equipos. Y, francamente, Jake hizo casi todo hoy”, dijo May.

Fue solo después de la partida de Jacob deGrom que el Opening Day de los Mets en la MLB 2021 se derrumbó. Luego de que el primer hombre en salir del bullpen, Miguel Castro, le diera un susto a Rojas con un elevado a la pista de advertencia, May cargó las bases con dos hits y una base por bolas en el octavo. Entró Loup, quien derribó a Harper en su segundo lanzamiento y permitió a J.T. Realmuto su tercer hit. Un error en tiro de Luis Guillorme permitió que se anotaran dos carreras más, lo que aseguró que la chispa ofensiva de los Mets en la novena entrada no sirviera para nada.

El bullpen de los Mets ha desperdiciado una potencial victoria de Jacob deGrom 31 veces en su carrera.

Después de enterarse de que el Opening Day 2021 de los Mets se había pospuesto debido a las pruebas positivas de COVID-19 en la casa club de los Nacionales la semana pasada, Jacob deGrom pasó días tratando de mantenerse alerta para el nuevo primer juego de los Metropolitanos. Lanzó un poco en el Nationals Park, pero no pudo lanzar demasiado porque existía la posibilidad de que los Mets jugaran el sábado. Para cuando las Grandes Ligas pospusieron toda la serie, fijando el primer juego de los Mets para el lunes en Filadelfia, ya era demasiado tarde para que deGrom enfrentara a los bateadores con alta intensidad. Entonces deGrom y Rojas decidieron que el dos veces ganador del premio Cy Young no pasaría más de seis entradas en el primer partido, independientemente del recuento de lanzamientos. Eso evitaría que sobrecargue su brazo derecho durante su primera apertura en 10 días, y también le permitiría regresar con un descanso regular para el quinto juego de la temporada de los Mets a finales de esta semana. “Al hablar con ellos, al entrar, sentí que esa era la decisión correcta. “Así que eso es lo que hicimos”, dijo deGrom.

En ese momento, fue una decisión curiosa que no parecía muy probable que le costara el juego a los Mets. Después de todo, Jacob deGrom estaba navegando, los Metropolitanos estaban haciendo ruido y el optimismo habitual de su Opening Day en la MLB 2021  aún estaba presente. Incluso en retrospectiva, dijo Rojas, el proceso fue sólido. Incluso aunque lamentó el resultado, Rojas dijo que no habría hecho nada diferente. “Estoy satisfecho. Especialmente en un Opening Day como este, donde confiamos en nuestros muchachos. … Sabemos que el resultado no fue el deseado, pero nos gustan los muchachos que tuvieron la bola”.

Con parte de la información de Anthony DiComo de MLB.com.

Imagen de Adriana Gallardo @adrianapez en Instagram síganla.




 



Show Player