Se acabó, al fin terminó la espera, después de más de tres décadas Los Ángeles Dodgers volvieron a ser campeones de la Serie Mundial gracias, en gran parte, a los grandes turnos en la lomita de los mexicanos Julio Urías y  Víctor González.

Julio Urías se volvió necesario para la novena del multicriticado Dave Roberts con turnos que fueron vitales para que los angelinos hoy pudieran levantar e Trofeo del Comisionado que los acredita como campeones de la Serie Mundial.

Urías lanzó en 55 turnos en esta temporada permitiendo apenas 45 hits y 20 carreras siendo fundamental con dos juegos perfectos desde sus salidas que, en momentos clave, sacaron a los Dodgers de momentos más que complicados.

Por su parte Victor González lanzó en 25.2 turnos permitiendo apenas 18 carreras y ponchando a 25 jugadores en la temporada 2020, González no tuvo tanta regularidad en postemporada pero fue clave durante los 60 encuentros de temporada regular.

Hoy Urías y González emulan a Fernando Valenzuela siendo los únicos pitchers mexicano en ganar una Serie Mundial de la mano de un equipo plagado de estrellas y con un manager bastante polémico.



Show Player