Ícono del sitio El Fildeo

Ichi y Miggy: Cuando más de 5.000 hits se ven de nuevo las caras en la MLB (FOTOS)

En la noche del martes 18 de mayo en el béisbol de las Grandes Ligas (MLB) salieron a la luz unas fotos que sin duda dieron la vuelta al mundo y causaron impacto a los amantes de este deporte, ya que se reencontraron en la ciudad de Seattle dos peloteros históricos en la historia de la Gran Carpa: Miguel Cabrera e Ichiro Suzuki.

El estadio T-Mobile Park de los Marineros de Seattle fue testigo de ese reencuentro, donde Miguel Cabrera e Ichiro Suzuki se vieron después de un tiempo y la única reacción que tuvieron fue darse un emotivo abrazo, una imagen que marca historia en la MLB.

Al ver o pensar tanto en Ichiro, como en Cabrera, los fanáticos y apasionados de las Grandes Ligas tendrán recuerdos de manera inmediata en cuanto a bateo se refiere, ya que son dos referentes en el juego ofensivo, donde están entre los mejores.

El ya retirado japonés, que en su carrera de 19 años en la MLB coleccionó 3.089 hits, se encontró nuevamente con el venezolano, que tiene 2.884 desde que comenzó a su camino en 2003 con los Marlins de Florida.

Además, estos dos peloteros más allá de lo deportivo, son sinónimo de grandeza en sus respectivas naciones, pero esto por su histórica carrera en el béisbol. Por el lado de Suzuki, podría ser fácilmente el deportista japonés con mayor impacto en los últimos 20 años, marcando una trayectoria intachable en el mejor béisbol del mundo. Mientras que, Cabrera, desde ya está siendo catalogado como el próximo venezolano en el Salón de la Fama y ha sido el estandarte entre tantos peloteros de este país que debutan en las Grandes Ligas. DOS LEYENDAS, SIN DUDA.




Acá las fotos:

Por otro lado, estos dos íconos del béisbol se encontraron nuevamente luego de enfrentarse por muchas temporadas y de disputar múltiples Juegos de Estrellas en las Grandes Ligas.

Entre Miguel Cabrera e Ichiro Suzuki 5.937 hits, 606 jonrones, 2882 anotadas y 2520 remolcadas en la MLB, dos peloteros que muy seguramente tendrán una placa en el museo de Cooperstown.