Cuando empezaba a acomodar su swing, pegándole entero a la bola, mostrando más concentración en el cajón de bateo y esa hambre propia del pelotero que quiere demostrar su talento; cuando ilusionaba como nunca, pasando amplio los .300 de average, llegó la lesión y Luis Robert tuvo que salir del juego.

Aquello fue a comienzos de mayo y si muchos hablaron de que este 2021 era el año, hasta el mismo Frank Thomas le dedicó unas encomiosas palabras a Robert diciendo que era un pelotero “6” herramientas, con la abrupta salida del cubano, un halo de desesperanza se volcó sobre la afición, pues la mayoría quería ver a Luis Robert mostrando todo su potencial.

Al momento de escribir este texto, ya se expandía la noticia acerca del posible regreso de Luis, de sus primeras sesiones y su enfoque para retornar fuerte al diamante; entonces más temprano que lo esperado, el hombre puede estar con nosotros  los fanáticos y cerrar una buena campaña con los White Sox.

Si bien Chicago, lidera cómodo su división, la posible entrada de Luis Robert le aportaría un plus adicional al equipo de la Ciudad de los Vientos; pues el poder y la velocidad del oriundo de Ciego de Ávila, es algo que impacta en cualquier dinámica de juego.

Por ahora la expectativa crece y todos anhelamos el regreso de Luis Robert, quien pudiera estar en su segunda pos temporada en Grandes Ligas, tal vez siendo pieza clave dentro de su equipo.