Ícono del sitio El Fildeo

A 65 años que Luis Aparicio tomó el testigo del Chico como el mejor campocorto del mundo

El 17 de abril es un día especial tanto para el béisbol venezolano, como para la organización de los Chicago White Sox, ya que es el aniversario de un pelotero que marco historia en la pelota de Grandes Ligas –  MLB, se trata del gran Luis Aparicio.

Los White Sox, tal día como hoy, pero en 1965, hicieron debutar con 21 años a un venezolano llamado Luis Aparicio y sin duda, jamás habrán pensado lo que este pelotero significó para el béisbol de Grandes Ligas y para la organización especialmente.

Ese 17 de abril inició el camino de lo que sería una carrera de leyenda para Luis Aparicio, ya que gracias a todo su talento y lo que dio el juego, fue en su época el mejor campocorto de todo el béisbol de la MLB y uno de los mejores peloteros que se ha puesto la camiseta de los White Sox.




Desde su debut, Aparicio se hizo sentir en el béisbol y estaba destinado a brillar con los White Sox, tanto así que en su primer año en la MLB se dio el lujo de ganar el premio al Novato del Año en la Liga Americana, histórica distinción para un venezolano.

En esa temporada inicial, el venezolano Luis Aparicio jugó un total de 152 con los White Sox, dejando sin duda números increíbles y que fueron el inicio de una carrera que desembocaría en el Salón de la Fama de MLB en Cooperstown.

El impacto de Luis Aparicio en las Grandes Ligas fue sin duda muy significativo y para los venezolanos ni hablar, tanto así que los peloteros de este país que ha pasado por la organización de White Sox, saben el peso que tiene usar el uniforme de un inmortal como esta leyenda.

La carrera de Luis Aparicio fue tan grande, que gracias a todo lo que ofreció estuvo a la par de un paisano suyo que brilló en los White Sox como él, hablo de Alfonso Carrasquel, quien casualmente era campocorto y sin duda el marabino tomó el testigo y siguió el legado del “Chico” en la MLB.

Acá algunos de los logros de Aparicio:

Aparicio gracias a su brillante carrera con los White Sox fue exaltado en 1984, con ese equipo al Salón de la Fama de Grandes Ligas, siendo hasta la fecha el único pelotero venezolano en ser exaltado y al prestigioso museo de Cooperstown.




Luis Ernesto Aparicio Montiel bateó en toda su carrera en la MLB un total de 2.677 hits, 83 jonrones, 791 remolcadas, 206 bases robadas y un average vitalicio de .262, todo esto con los uniformes de White Sox, Orioles y Red Sox.