El camarero venezolano José Altuve estrella de los Astros de Houston sin lugar a dudas ha vivido el Spring Training más complicado de su carrera en las Grandes Ligas, el cual ha sido suspendido por el brote de Coronavirus.

El calvario del criollo en el Spring Training del 2020 comenzó en la rueda de prensa que dio junto a su compañero de equipo Alex Bregman, el manager Dusty Baker y el dueño de los Astros Jim Crane.
En ese momento dijo muy poco y fue muy cuestionado la manera como manejó junto al equipo ese primer encuentro con los periodistas.

Abucheos, pitadas, aplausos, pelotazos, en los juegos de la pretemporada, además de un bajísimo promedio al bate (150), todo se ha combinado para que esta etapa sea bien complicada para el venezolano y el equipo en general.




Astroboy dentro de esa tensa situación con su club, sufrió una virosis que lo alejó por varios días y cuando regresó a la acción, el recibimiento de la fanaticada fue de un grupo aplaudiendo pero otro bien numeroso con abucheos en su contra.

 

 

 

 

Aquí no estamos hablando de un pelotero que está luchando un puesto para un roster en las mayores, ni poniendo en duda la capacidad bateadora del criollo lo cual no tiene discusión.

El asunto a discutir es el escándalo de la trampa de los Astros de Houston con el robo de señas con el uso de la tecnología en el año 2017 y para bien o para mal Altuve formó parte de ese equipo campeón donde ganó el MVP de esa temporada, por lo que sale salpicado en este problema.

 






Show Player