El venezolano José Altuve quien es el camarero de los Astros de Houston es uno de los bateadores más temibles de las Grandes Ligas, pero puede surgir una interrogante: ¿Debe ser el segunda base de Venezuela en el Clásico Mundial de Béisbol 2021?

En principio la posición de segunda base de Venezuela es de Astroboy, pero hay que traer un tema a la discusión: La posición de Gleyber Torres y Elvis Andrus.
El criollo de los Yankees jugó en el 2019 con los Yankees de Nueva York la mayoría de sus juegos en la segunda base.
Ahora bien, con la ida de Didi Gregorius a los Phillies de Filadelfia los mulos han querido probar a Torres en el campocorto en el Spring Training del 2020 pero en 10 partidos había cometido 5 errores a la defensiva.

Si Gleyber en definitiva no pude brindar una estabilidad a la defensiva en esa posición del campocorto y de no colocarlo en segunda base:

¿Le decimos que no a los 38 jonrones que dio en el 2019? o ¿Al jonrón que dio al comienzo del Spring Training?

Ideal sería colocarlo entonces en la segunda base, pero ¿Que hacemos con Altuve?

 




 

Tampoco podemos olvidar a Elvis Andrus que a la calladita ha sido uno de los mejores shortstop de las Grandes Ligas y la estabilidad en el infield que el genera no es algo que haya que dejar pasar por debajo de la mesa.

Aunado a ello ha sido uno de los líderes de los Rangers de Texas y ha sido uno de los mejores bateadores de su equipo en los últimos años.

 

¿Altuve debe ser el segunda base de Venezuela?

Altuve ha demostrado ser un bateador en la hora pequeña y ese contacto tiene que tenerlo Venezuela y más jugando al campo porque semejante bateador se siente cómodo jugando en la segunda base, por lo que considero que la posición es de Astroboy.

Muchos podrán hablar del asunto de la trampa de los Astros que si ha salpicado al criollo pero su calidad como bateador tanto aquí en Venezuela con los Navegantes del Magallanes como en las mayores con los texanos no está en discusión.

Gleyber Torres es un gran jugador y puede jugar la posición también pero por su versatilidad puede ser usado tanto en el campocorto como en la tercera base, ya será el manager quien decida qué hacer con esos jugadores.

Recordemos un detalle muy importante, el Clásico Mundial es un evento donde hay que ganar rápido y en 2017 fue Rougned Odor quien terminó llevando la batuta junto a Miguel Cabrera de la ofensiva venezolana, por lo que Altuve terminó jugando en la tercera base siendo Odor el dueño de la segunda almohadilla.