El lanzador Jeremy Hellickson decidió darle fin a su carrera profesional en las Grandes Ligas (MLB). Este serpentinero luchaba con una lesión en el hombro, misma que lo marginó cierto tiempo la pasada campaña.

Después de una larga y exitosa carrera en Las Mayores, que incluyó un currículum lleno de logros importantes, Hellickson decide colgar los spikes. La decisión fue tomada luego de que el pitcher de 32 años volviese a recaer con una molestia en el hombro, que habría requerido operación y rehabilitación.

“Hubiera tenido que someterse a cirugía y rehabilitación nuevamente, así que decidí que era lo mejor”, escribió Hellickson en un mensaje texto.

Así lo adelantaba Craig Mish en su cuenta Twitter:




El oriundo de Iowa participó en 232 juegos en la MLB, donde dejó récord de 76-75 en victorias y derrotas, vistiendo los uniformes de Tampa Bay Rays, Diamondbacks de Arizona, Phillies de Philadelphia, Orioles de Baltimore y recientemente, los Nacionales de Washington.

Hellickson pasó gran parte del 2019 en la lista de lesionados, pero jugó en nueve encuentros con los Nacionales y fue parte del banquillo durante los playoffs cuando Washington ganó su primer Clásico de Otoño.

Culmina su pasantía en el mejor béisbol del mundo con un premio al Novato del Año, un Guante de Oro y un anillo de la Serie Mundial con Washington en 2019.