Nadie lo duda; este será el primer gran año de Gerrit Cole con los Yankees de Nueva York y su reciente actuación ante los Orioles de Baltimore así lo demuestra.

El estelar derecho, lanzó siete entradas impecables a ritmo de 13 ponches y soltando fuego con sus envíos rápidos, pues lanzó varias rectas de 101 millas.

Con esta actuación, Cole implantó nueva marca para los Yankees al convertirse en el primer lanzador con 11 aperturas consecutivas con 7 o más ponches.

En 2020 Gerrit lanzó tres partidos con más de 10 ponches y en el duelo de comodines de la Liga Americana, le propinó 13 chocolates a los Indios de Cleveland; igual cifra que la de este martes ante los Orioles.

El récord anterior estaba en poder de Nathan Eovaldi, quién en 2015 tuvo siete aperturas.

El as de la rotación de los Mulos, lució inmenso,mostrándose en excelentes condiciones que bien lo pueden llevar a las 20 victorias o al menos acercarse.

Estimados lectores, lo cierto es que un nuevo rey dicta la pauta en el Yankee Stadium y los aficionados lo agradecen.



Show Player