En una entrevista en exclusiva para El Fildeo, junto al lanzador Jenrry Mejía, sostuvimos un conversatorio en torno a su nuevo paso por la pelota Mexicana, así como su pasado como jugador de Grandes Ligas, además de su sueños en busca de querer volver a la liga donde lanzó por largos años.

En una entrevista a través de la vía telefónica junto al redactor de actualidad y opinión para El Fildeo, Carlos Moreta, conversamos en exclusiva con una nueva versión del ex-ligamayorista Jenrry Mejía, quien atraviesa una nueva etapa como difusor de la palabra de Cristo,  hablamos de su nuevo contrato con los Algodoneros de Unión Laguna de la Liga Mexicana, así como sus metas de regresar a la MLB, donde tuvo un pasado oscuro ligado a las sustancias controladas.

¿Qué valoración tiene tu carrera desde tu salida de MLB en 2015?, ¿Has pensado en dejar el juego?

“Ha cogido un gran valor, he aprendido que de los errores se aprenden (aprende) y las cosas pasan por algo. Las cosas pasan si Dios así lo quiere, soy un hombre muy creyente. Si Dios me puso en ese nivel, es para que entendiera que sin él nada somos.  Aprendí bastante, estar cerca de la familia es lo más importante de todo, en base a eso adquirí bastante experiencia y ahora me siento más confiado desde la lomita”, dijo.

“Jamás he pensado dejar el béisbol, confiado en Dios que iba volver. Gracias a Dios así sucedió. Tengo fe y esperanza en Dios de volver a Grandes Ligas, primero Dios y lo otro lo pongo yo”, añadió.

¿Tu aparición ahora en la Liga Mexicana de Béisbol, la asumes como un trampolín hacia Asia o Estados Unidos?

“Aquí estoy para poner buenos números y mostrarle al mundo que aún tengo talento y jugar en Estados Unidos. Si Dios me puso aquí en México sabe hacia a donde me llevara. Estoy aquí para hacer lo mejor que pueda, habrán (habrá) días malos y buenos, pero hay que dar el 100 (%). Estoy usando esta liga para ver si Dios lo permito (permite) y poder (puedo) jugar en Grandes Ligas nuevamente, esa es la meta”, declaró.

¿Cómo ves el núcleo que han formado los Algodoneros de Unión Laguna?

“Muy bien estructurado, primer año que vengo a México y, veo un grupo de jóvenes ligado con veteranos con grandes ganas de salir a darlo todo en el terreno y ganar. Un núcleo muy importante en esta y cualquier liga, gente con deseo y que no se confían. Estos muchachos jóvenes tienen un gran futuro y deseo”, dijo.

Fuiste anunciado cerrador de este equipo, tu posición de mayor desempeño en MLB, ¿Qué tan confiado estas en ayudar a un equipo a poner el candado a tus 31 años?

“Confió en mi talento, primeramente, en Dios, entiendo que si él me puso aquí como cerrador él entenderá el porqué. Entiendo que voy a dar lo mejor en este equipo, así sea como cerrador, siempre trataré de dar lo mejor de mí poniendo a Dios adelante”, expuso.

¿Qué tal se siente volver a reencontrarse con Omar Malavé como dirigente, a quien tuviste en Venezuela?

“Se siente bien, ya que somos conocidos, mientras más conoces a alguien se tiene mayor confianza, se puede dialogar de cualquier inconveniente, para eso estamos el manager y (el) pelotero. Me han acogido como un hijo de México, la gente me trata muy bien, se siente a gusto”, dijo,

¿Las palabras “sustancias prohibidas” que significan para ti en esta etapa, viendo ahora en ti una persona que comparte la palabra de Cristo?

“Para mí no tiene ningún significado, lo que pasó, pasó y se queda en el pasado. Para mí esa palabra no tiene ningún significado, estoy en otra etapa de olvidar eso, echar hacia delante, dar el todo por el todo y demostrarle al mundo que mi talento no proviene de eso, sino de Dios, no de una sustancia”, confesó.

¿Fue inmadurez aquella mancha que te acompañará en toda tu carrera o razones que no se han contado?

“Cosas de la vida, que pasan porque tiene(n) que pasar, si Dios lo quiso así hay que aceptarlo y seguir adelante. Muchas personas decían que no volvía al béisbol, que estaba loco, pero Dios demostró que no era lo que todos creían y aquí estoy de nuevo dando el todo por el todo”, dijo.

¿Qué tal el nivel de la Liga Mexicana? ¿Crees mantenerte años en esta liga?

“Un nivel de Grandes Ligas, así como le dicen, ¨las Grandes Ligas Mexicana(s)¨. Por ahí andan varios peloteros que todo el mundo conoce, significa que tiene un nivel alto. Mi meta es jugar en donde Dios me ponga, si él me quiere en esta o (en) Grandes Ligas, ahí estaré, mantenerme jugando donde Dios quiera. Siempre estaré dando el todo”, comentó.

Sigue a Carlos Moreta en twitter: @CarlosMoreta01

Sigue a Carlos Moreta en instagram: @carlosmoreta01



Show Player