Dave Roberts y los Dodgers han llegado una vez más a la final de campeonato de la Serie Nacional, 4ª vez en 5 años, ¿será está la buena? ¿será que el destino le haga justicia al mejor equipo de la MLB en los últimos años? ¿o se impondrá “la Maldición de Dave Roberts“?


Texto: por Gilberto Armendáriz Q.

Fue la noche del 2 de noviembre de 2016 cuando Kris Bryant corrió enérgicamente desde la tercera almohadilla con dirección hacia el home plate buscando consumar el último out tras un rodado de botes semilento que Michael Martinez había conectado al lanzamiento rompiente de Mike Montgomery, logrando con éxito terminar con la frustración de 108 años para los fanáticos de Chicago.

Se había terminado la famosa maldición de la cabra.

Los Cachorros habían puesto fin a uno de los más largos periodos en la historia del deporte sin alcanzar un campeonato y hoy en día en MLB ese puesto de muy poco honor, lo ostentan los indios de Cleveland quienes tras ser eliminados este año por los Yankees de Nueva York en los juegos de comodín alargan su poco presumible racha a 72 años sin levantar un trofeo de serie mundial.




Hoy en día, los fantasmas del pasado reciente acechan la ciudad de Los Ángeles, pues los Dodgers quienes por octavo año consecutivo ganaron el banderín de la división oeste en la liga nacional y estadísticamente fueron el equipo #1 de Grandes Ligas esta temporada conglomerando los números de bateo y picheo, no han olvidado los desafortunados finales que tuvieron sobre todo en los años 2017 y 2018 donde perdieron ambas series mundiales, es inherente en la afición angelina empezar a ilusionarse con un equipo que cada vez luce más poderoso, este año con la incorporación de Mookie Betts la expectación es grande.

Sin embargo, como en las pasadas series de campeonato entra la interrogante del picheo: ¿Podrá Clayton Kershaw y compañía acabar con las malas salidas y los deficientes relevos en estas instancias y apuntalar su exitosa carrera de MLB con el anillo de Serie Mundial?

Al día de hoy todo parece indicar que sí, pues salvo Kenley Jansen que no ha tenido una participación
sobresaliente en esta postemporada, el staff conformado por: Kershaw, Buehler, Urias y May luce intratable, en 33 entradas lanzadas solo han permitido 6 carreras limpias, promediando un muy bajo 1.63 en ERA. Luce complicado que manteniendo a estos 4 lanzadores activos durante la serie de campeonato en contra de los Bravos de Atlanta y posteriormente en la Serie Mundial no se logre el tan ansiado trofeo del comisionado después de 32 años.




Claro, a menos que tu manager se llame Dave Roberts.

Cierto es que en los últimos 5 años que ha estado al frente del equipo, Roberts ha llamado la atención por la serie de cambios drásticos e imprevistos que ha realizado en partidos trascendentales, sobre todo en el manejo de su picheo, por lo que todas las miradas estarán puestas en él previo al arranque de la serie ante Atlanta. Es notorio que lucen ultra favoritos ante los Bravos, sin embargo, empezarán a sufrir una vez que pierdan su primer juego de playoffs y las dudas y los hechos del pasado empiecen a rondar por los pasillos del Globe Life Field.

Dave Roberts fue parte del roster de los Medias Rojas de Boston que rompieron la maldición del bambino en 2004 dándole vuelta en aquella épica serie de campeonato de la liga americana estando 3-0 abajo ante los Yankees de Nueva York, tal vez el estigma de aquella hazaña persigue a Dave de manera inversa, y en unos cuantos días lo sabremos.




¿Te gustan las apuestas?

Por acá en el Fildeo te estaremos publicando aquí todos los días nuestras recomendaciones para estos playoffs de MLB y si quieres info de nuestro grupo de whats con nuestros picks premium escríbenos en tuiter a @pickselfildeo o a @MuroPicks (nuestro tipster estrella) para darte los detalles.

¡Te esperamos!

banner apuestas

 



Show Player