Si usted es fan de los Dodgers guardese este nombre: Zach McKisntry… también si no lo es porque pronto lo verá aterrorizando a las pitchers de toda la MLB.

Zach McKisntry se ha convertido “de la noche a la mañana” en la sensación del Spring Training de los Dodgers. Los fans le aman, sus compañeros lo halagan y ninguna pelota parece poder resistirse a su bate.

De él Dave Roberts ha dicho en la semana que “es todo un pelotero”, mientras que su compañero en los jardines AJ Pollock ha comentado que “definitivamente es un bate de Grandes Ligas”.




Entre las cualidades de  McKisntry usted puede contar su capacidad para jugar diferentes posiciones: segunda, campocorto o tercera; además de los jardines.

Mezcla de poder y capacidad atlética, Roberts parece preferirle en los jardines donde ha adelantado que jugará alternando con Pollock y Chris Taylor.

Y el plan de los Dodgers parece estar claro con él esta primavera: darle tantos turnos y juegos como sea posible para que gane confianza, mejor su guante a la defensiva y se siga preparando para ganar un lugar en el competidisimo line up de los Ángeles.




Seamos claros, McKisntry no la tiene nada facil.

A pesar de ser considerado el remplazo natural de Kike Hernandez (tras su salida hacia Red Sox) por muchos fans y especialistas, como una especie de utility de poder, McKisntry tiene la bendición (y maldiciíon) de jugar para los Dodgers, uno de los rosters con más profundidad de toda la MLB.

Y si este joven quiere un lugar, ha empezado con el pie derecho pegando de hit y anotando la primera carrera de los Dodgers este año, pero todavía tiene muuuuucho camino por delante para dar el salto a Grandes Ligas.

 



Show Player