El joven fenómeno de los Dodgers, Dustin May, regresó a la MLB después de unos cuantos días de ausencia por un pelotazo en el tobillo y lo hizo lanzando fuego contra los Padres de San Diego.

Dustin May está convertido en uno de los pitchers revelación de la temporada de Grandes Ligas. Para no ir más lejos, de entre todos los lanzadores de la MLB ninguno pitcha a mayor velocidad que el pelirrojo.




No importa el tipo de lanzamiento: recta, slider, sinker; Dustin May domina los promedios de velocidad y su ausencia se hizo sentir inmediatamente en los Dodgers.

Así que fans, Dave Roberts y directiva no podrían estar más contentos de verlo volver y, sobre todo, el dominio y velocidad que demostró en su vuelta a la loma.

May anduvo entre las 93 y 101 millas, con un impresionante arsenal que desquició a los bateadores de Padres y los dejo en sólo 3 hit, un jonrón y 2 carreras durante las 5 entradas que estuvo en la loma.

¿Así o más dominante?

Aquí una prueba del fuego que se anduvo recetando el pelirrojo, ¡Bienvenido May, te extrañamos (y también los Dodgers)!




Y otra más:

 

 



Show Player