Los Dodgers vencieron facíl a los Rockies apalancados por su poderosa ofensiva y una excelente apertura de Julio Urías… pero nuevamente Dave Roberts causo controversia con sus decisiones del pitcheo.

Hay pocas cosas en el béisbol moderno en la MLB que un manager pueda controlar y dos podrían ser las más claras: el orden del line up al bate y los cambios del pitcheo. Todo lo demás cada vez está más en manos de las gerencias y los equipos de analítica de las franquicias.

Así que con poco que hacer, lo “poco” se vuelve muy importante y hoy la decisión de Roberts de sacar a Julio Urías faltándole un out para completar la sexta ha causado mucha controversia.

El mexicano está convertido en uno de los tres ases de Dodgers con varias buenas aperturas y con númeritos solo por debajo de Kershaw y Dustin May.




Es cierto que tiene problemas en las “1as entradas” pero de ahí Urías se ha mostrado como un pelotero de elite.

Hoy después de 77 lanzamientos, con 2 carreras en contra y sólo 3 hits permitidos, parecía que tenía todavía tanque no sólo para terminar la 6ª sino hasta la 7ª y aspirar a la victoria.

Pero Roberts lo bajó de la loma.

Y aunque esta vez no tuvo consecuencias negativas en la pizarra nada (como cuando bajó a Kershaw contra Padres), los Dodgers se ven cada día más candidatos, pero su manager sigue dejando muchas dudas.




 

 



Show Player