Muchos especularon sobre su regreso a Nueva York y los fanáticos pusieron el grito en el cielo, pues Didi Gregorius siempre dio la idea que desde su llegada pertenecería hasta el final de su carrera en los Bombarderos del Bronx.

En su época con los Diamonbacks, Didi mantuvo siempre un perfil bajo, pues sus excelentes manos a la defensa no le eran suficiente para palear su endeble ofensiva; asi y todo, los Yankees le ofrecieron el que para entonces sería el contrato de sus vida.

Gregorius llegó a los Mulos al unísono con la salida de Derek Jeter y entonces se comentó del elegido, del sustituto de El Capitán y nadie lo creía, pues de ningún modo, el hombre impresionaba.

Luego de una primera temporada sin trascendencia alguna, Gregorius comenzó a acortar más su swing y esto se trasmutó en mejor contacto con la bola; de a poco los números de Didi empezaron a subir, incluso su producción de jonrones.

Su traspaso a los Philies sorprendió a todos, pues Gregorius lucia como el dueño indiscutido del campocorto y la opción de Gleyber Torres en esa posición no era la mejor de las variantes para la franquicia; asi y todo, la salida fue un hecho

Ya en 2020, Didi dio muestras de su producción ofensiva con Philadelphia, bateó por encima de 280, conectó más de 10 jonrones e impulso casi 30 carreras.

El nuevo contrato de 28 millones ofrecidos por los Philies a Didi, le da la oportunidad de afianzarse como uno de los buenos torpederos no solo de la Liga Nacional, sino de todo el circuito MLB.

Sin lugar a dudas, el aporte de Didi, tanto al bate como a la defensa será vital para las nuevas aspiraciones de la franquicia, pues en su buen rendimiento puede recaer un buen número de victorias, al ser elemento determinante en la línea central de los Philies.

Si algo tiene a su favor Didi es que ya ha pasado con éxitos todas las pruebas y su calidad está más que mostraada al primer nivel.

 

 

 

 



Show Player