Los Dodgers de Los Ángeles  se quedaron cerca en 2017 y 2018 de ganar la Serie Mundial, sin embargo, perdieron ambas finales ante los Astros de Houston y los Medias Rojas de Boston.

En los últimos meses, Houston y Boston fueron investigados por robar ilegalmente señales. Es posible que los métodos de robo afectaran los resultados de las campañas de campeonato de los californianos.

Cody Bellinger dio su opinión sobre la situación:

“Honestamente, tenemos curiosidad por ver que pasa”, respondió el MVP de la Liga Nacional del año pasado, según Alden González de ESPN. “Estábamos cerca, pero lo hicimos de la manera correcta”.

El sistema de los Astros, fue confirmado por el lanzador Mike Fiers en un tweet en noviembre de 2019, donde implicó la ayuda de una cámara en el jardín central y el golpeteo de un bote de basura para alertar a los bateadores de los lanzamientos.

Mientras tanto, los Medias Rojas utilizaron sus salas de reproducción de vídeos para robar señas en el 2018. Según informes, entregaron secuencias de lanzamientos en los monitores de su caseta, los cuales fueron retransmitidos a los jugadores en el campo.

Los Dodgers regresaron a la Serie Mundial después de 29 años, pero cayeron ante los Astros en siete partidos, la temporada siguiente, perdieron el Clásico de Otoño ante Boston en cinco encuentros.

“Podríamos haber ganado, si las cosas hubieran salido bien”, dijo el estadounidense. “Es lo que es, ya no puedes mirar hacía atrás. Veremos que pasa, qué quiere hacer”, esto refiriéndose al comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred.