El veterano lanzador de los Cardenales de San Luis, Carlos Martínez, apodado como Tsunami, ha dejado impresiones alarmantes para toda la organización de los pájaros rojos, quien luego de una actuación brillante en la Liga Invernal Dominicana y Serie del Caribe, registra números de cabeza en el arranque de temporada de la MLB.

Como cariñosamente se le dice en las peluquerías a estas situaciones: se la están viendo como un melón (la pelota). Quien, durante una actuación en tres partidos como abridor por los Cardenales de San Luis ha sido algo totalmente decepcionante desde el montículo… hablando en la cueva quizás no tanto.

Carlos Martínez, de 29 años, en sus primeros tres partidos de la recién iniciada temporada de la MLB no ha sido ni tan siquiera semejante a lo que mostró en la Liga Invernal Dominicana y posteriormente en la Serie del Caribe, quien en solo tres juegos se apunta tres derrotas por su parte, además de su altísima efectividad y bajos números en ponches.

En su difícil arranque con tres derrotas, Carlos Martínez, registra una efectividad totalmente altísima de 7.80, eso en 15 entradas, donde ha concedido 17 imparables, 13 carreras por parte del rival, dos cuadrangulares, además de solo diez ponches en sus tres aperturas, cada una de cinco episodios desde el montículo de lanzamientos.

En su primer partido de la temporada de MLB, efectuado el pasado 04 de abril contra los Rojos de Cincinnati, Martínez permitió cuatro carreras y cuatro imparables, además de otro cuatro en ponches; volvió al montículo en un partido contra los Cerveceros de Milwaukee el pasado 10 de abril, donde permitió un total de 03 carreras, ocho hits, solo obteniendo un ponche; de cara a su última apertura en la noche de este viernes (16 abr.), Carlos Martínez subió al montículo permitió seis carreras, mientras una cantidad de tan solo cinco imparables.

Pese a este profundo desequilibrio de Carlos Martínez en sus primeras tres aperturas a la lomita, aún así este se ha visto con un buen control de la zona de strike, solo ha permitido cuatro bases por bolas, divididas en dos entre su primera y última salida, no dibujó boletos en su segundo partido en la temporada.

El nativo de Puerto Plata, Rep. Dominicana, tampoco tuvo una gran sonrisa para los Cardenales de San Luis en la campaña recortada de MLB concerniente a 2020. Durante dicha temporada, este sufrió gran número de imprevistos por temas de lesiones, mientras llego al montículo en cinco partidos, donde se anotó tres derrotas con una efectividad de 9.90 acumulada.

Carlos Martínez, había dado grandes indicios de que tendría una temporada explosiva una vez iniciara el curso de la MLB, aunque finalmente fallan los pronósticos, luego de este tener una gran actuación en la postemporada de la Liga Invernal Dominicana con las Águilas Cibaeñas, donde salió a la acción en un partido, registrando una efectividad inmaculada en seis episodios, donde sólo permitió dos imparables y dos boletos, además de seis ponches.

De cara a la Serie del Caribe entonces, como el principal lanzador de la Selección Dominicana, Carlos Martínez, Tsunami, mostró una impresionante versión de si mismo en dos partidos, llevándose la victoria en ambos, donde registró una efectividad de 0.79, permitiendo dos anotados y solo cuatro hits, aunque dejó 15 bases por bolas en solo 11 entradas con un tercio (11.1).

Para su mala suerte, Carlos Martínez entraría a la agencia libre de cara al 2022 en la MLB, quien lo más probable de seguir el mismo curso podría ser claramente un objeto de traspasos por parte de los Cardenales de San Luis, aunque también estos podrían intentar la opción de convertir al dominicano en relevista, equipo que necesita mejoras serias por su pésimo cuerpo de lanzadores de manera general.



Show Player