El receptor de Gigantes de San Francisco, Buster Posey mostró su brazo sorprendiendo a un corredor de los Dbacks de Arizona en la MLB.

El receptor de las Grandes Ligas, Buster Posey a pesar de sus 33 años de edad, aún sigue mostrando su brazo desde la receptoría con los Gigantes de San Francisco.

Esta vez fue un bateador de la MLB, quien presentó un toque de bola para adelantar al corredor, pero no logró el toque y provocó el out en la segunda almohadilla.




Además de su garantía como careta del equipo de San Francisco, conectó con el madero siete empujadas, 38 empujadas y .257 de average en 405 visitas al plato.