Los Astros no pudieron sacudirse la presión del escándalo de robo de señales y tuvieron un pésimo año a la ofensiva esta temporada de MLB.

Justo cuando más lo necesitan, los de Houston no han podido demostrar su calidad. Échele la culpa a quien quiera, o busque el pretexto que quiera pero las matemáticas no mienten: los Astros tuvieron una temporada de pesadilla al bate.

De forma colectiva quedaron así, bastante lejos de los primeros lugares en las estadísticas principales:

  • 20º en AVG (.240)
  • 19º en jonrones
  • 16º en OPS
  • 14º en carreras

Aunque deberíamos de decir, también, que los Astros fueron de los más disciplinados en la caja de bateo ya que rankean primeros en número de ponches: con sólo 440.




Y de forma individual, los promedios de sus mejores bateadores estuvieron esos sí todos a la baja: Altuve, Correa, Bregman, Springer… todas las estrellas de Astros batearon bastante por debajo de lo que hicieron en el 2019.

¿Alguna explicación?

Nosotros diríamos que lo obvio: el escándalo de robo de señales le afectó mentalmente. Y tal vez el extraño formato de temporada con el brote de coronavirus y el breve summer camp de MLB no ayudaron de mucho (como a todos).

¿Usted opina diferente?

 

 

 



Show Player