Carlos Correa, parador en corto de los Astros, desobedeció la instrucción del dueño de Houston (Jim Crane) y habló con la prensa en este inicio del spring training de la MLB.

Pero, claro, sólo habló de temas que nada tuvieran que ver con el robo de señas y la investigación de la MLB que encontró a los peloteros de Astros como los principales culpables, pero no los castigó.

Correa, según varios análisis fue uno de los peloteros que más se beneficio del esquema de trampa de los Astros, acá el reporte:




Y aún así Correa, como casi todos a excepción de Bregman y Altuve, ha decidido no dar declaraciones públicas.

¿De qué habló entonces?

De su salud, de qué entrenó bastante en el invierno y de que “se encuentra en mejor forma que nunca”.

Cosas pues que a nadie le importan, ¿o sí?

Si sí aquí les dejamos el video para que no digan: